Un procés muy español

Policías que vigilan para que la gente pueda delinquir tranquila. La izquierda defendiendo ideas de derechas. La derecha asociándose a quienes tienen preparadas las latas de gasolina que servirán,...

Policías que vigilan para que la gente pueda delinquir tranquila. La izquierda defendiendo ideas de derechas. La derecha asociándose a quienes tienen preparadas las latas de gasolina que servirán, llegado el momento,  para quemar sus propiedades y negocios. Anuncios de actos ilegales hechos con luz y taquígrafos y transmitidos por televisiones públicas. Curas contando papeletas en medio de una misa. Un obispo -uno de los más conservadores del episcopado español- cometiendo públicamente un pecado de sedición. Una caja de plástico de la que venden los chinos, siendo fotografiada por una nube de periodistas, como si se tratara del último modelo de bikini de Ana García Obregón. Gente que ocultaba estas cajas en sus casas. Censos electorales virtuales (innovación que se aplica por vez primera en la historia de la democracia) que permiten votar dónde y cuántas veces se quiera. Un presidente de la Generalitat despistando a la policía, como en una película de cine negro. El Padre Padrone de todo este tinglado, votando tranquilamente acompañado por su beatífica señora, como un ciudadano ejemplar.

¿Quién ha dicho que esto no es español? Esto es un esperpento de Valle-Inclán y hunde sus raíces en Quevedo y en la picaresca. Éstas podrían ser escenas de una película de Berlanga y tienen el toque,mezcla de surrealismo y brutalidad, de las de Buñuel. Hasta sus mismos protagonistas podrían ocupar un espacio en una pintura de Goya o Solana. Puigdemont pasaría bien por un pícaro listo y trepa y Junqueras por un monje medieval en alguna de las historias del Arcipreste de Hita.  Todo este montaje, entre absurdo y pintoresco, es difícilmente imaginable fuera de España. El famoso procés, es tan español como el pasodoble y los toros.

 

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Álora (Málaga), 1960. Profesor de Lengua , Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Málaga. Colabora con distintos medios con trabajos sobre temas literarios, sociales o religiosos.

Otros:

  • Imaginemos un mundo postcristiano

    Como dice Jonh Lennon,  con su melodía dulzona y plagada de tópicos, imagine. Ese mundo imaginado por el carismático artista; ese mundo  sin fronteras, sin patria, sin creencias, sin familia, esa...
  • Notas para una espiritualidad cofrade

    Las calles de España se llenan de tronos y procesiones, con una vitalidad que parece desafiar ese imparable corriente de secularismo que desde la Ilustración azota a Occidente, unas...
  • La cosa

    Me cuentan del barbero de un pueblo malagueño que ha colocado en su local un cartel que transmite a su clientela el siguiente mandato: PROHIBIDO HABLAR DE LA COSA Este buen hombre estaba cansado de que todo el mundo trajese la misma cantinela:...
  • La devoción, elemento fundamental en las causas de beatificación

    En la experiencia del periodo en que está en marcha la causa de beatificación de la Sierva de Dios Laura Aguirre (https://marchandoreligion.es/la-senorita-laura-aguirre/), puedo decir que el factor que me...