Arreglos de bricolaje: Encofrados

En este nuevo artículo hablaremos de los trucos y las mejores maneras para realizar ciertos trabajos de albañilería, para todos esos amantes del bricolaje, y que podáis realizar los...
0

En este nuevo artículo hablaremos de los trucos y las mejores maneras para realizar ciertos trabajos de albañilería, para todos esos amantes del bricolaje, y que podáis realizar los trabajos por vosotros mismos. En este caso hablaremos más concretamente de los encofrados, su montaje y como verter el hormigón para poder realizar la solera. Primero empezaremos por una pequeña descripción para tener claros los conceptos y de que estamos hablando exactamente.

El encofrado es un elemento destinado al moldeo in situ de morteros y hormigones. Los encofrados pueden se perdido o recuperable y usaremos un tipo u otro dependiendo de el tipo de estructura, el material a encofrar o incluso el tipo de obra.

Los encofrados son como su propio nombre indica cofres que contienen el hormigón mientras este fragua. Se suelen utilizar distintos materiales para crearlos, como puede ser la madera, pués es un material barato y son muy usadas en este tipo de trabajos. Por otra parte también se podrían usar chapas metálicas. Otra de las características, es que un encofrado podemos crearlo nosotros para un tipo de trabajo en concreto pero también debemos saber que se comercializan encofrados desmontables que se pueden usar varias veces.

Si va a realizar reformas en Torrelodones y en Madrid Capital o alrededores, así como reformas en Valdemorillo y en vez de aventurarse en el mundo del bricolaje decide contratar profesionales para realizar este tipo de trabajo, realizamos todo tipo de obras relacionadas con la albañilería así como de Reformas en General.

Para montar un encofrado, lo primero que tenemos que hacer es delimitar la base que queremos rellenar y sobre la que queremos verter el hormigón. Debemos excavar unos 30 cm de profundidad en dicha zona para que la solera quede bien asentada. Es posible que debamos verter grava en la zona, dependiendo de la humedad. Posteriormente se colocarán estacas encajadas en el suelo y anclaremos las tablas del encofrado a ellas. Obviamente el anclaje entre ambas debe de quedar lo más hermético posible para que no se pierda el mortero por ninguna fisura.

Antes de verter el hormigón es aconsejable huntar las tablas por su parte interior con aceite de motor usado para que se despeguen bien una vez fraguado. Otra opción es añadir al mortero algún aditivo especial que nos ayude al desencofrado.

Para llevar a cabo estos trabajos y sus posteriores fases de preparación y aplicación podéis contratar una empresa de reformas de su zona, no obstante realizamos reformas en Guadalajara y zona norte como puede ser Alcobendas, o Collado Villalba.

Secciones
EspañaOtros
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Otros: