Mudanzas de vida

¿Mudarse? Cuando hablamos de mudanzas ¿a qué nos referimos exactamente? La respuesta que primero se nos viene a la cabeza, sería algo así como, mudarnos de casa, a otra...
trunks-1527657_1280 (1)

¿Mudarse? Cuando hablamos de mudanzas ¿a qué nos referimos exactamente? La respuesta que primero se nos viene a la cabeza, sería algo así como, mudarnos de casa, a otra calle, a otra ciudad o, a otro país. Esto es lo que pensaríamos, la mayoría de nosotros, por una mudanza. Sin embargo, muy pocos barajarían la idea de mudarse de sentimientos. Y, las mudanzas sentimentales, haberlas las hay.

Mudarse sentimentalmente cuando algo no marcha como debiera, es muy necesario. Vivir en el pasado, con los bártulos amontonados en la parte del cerebro que archiva recuerdos, no nos deja avanzar. Ser libres es condición de todos y, en ocasiones, los que nos ponemos barrotes y nos enceramos en celdas, somos nosotros mismos. Así que, vamos a disfrutar del placer de sentirnos libres. Vamos a cambiar de aires. Vamos a huir de la monotonía. Que nada detenga nuestros pasos, ya sea por motivos laborales, sentimentales, familiares… Maletas en mano, en este caso en camión de mudanzas de Alcalá de Henares, vamos a nuestro nuevo destino, con ilusión y ganas de comernos el mundo. 

Pero, en esta ocasión, vamos a mudarnos de casa a otra ciudad. Las mudanzas sentimentales, las dejaremos para otra ocasión. Ahora nos centramos en el tema más mundano, más material. Sin embargo, también es cierto que, cuando nos mudamos a otra casa en otra ciudad, no solo cargamos objetos, muebles y ropa…. también los recuerdos de todo lo que hemos vivido en esa casa. Y, por eso, queremos seguir llevando esos detalles decorativos, sofás, mesitas de noche… que formaron parte de esa historia pasada y vivida en ese hogar. Cuando marchemos, habrá dejado de ser un hogar para convertirse de nuevo en un espacio compuesto por paredes y techo. Porque, para que una casa sea hogar, necesita  niños, parejas, padres, abuelos, cariño, risas, lloros, fotografías, alfombras, tazas para el desayuno… Son cosas, pero cosas que nos evocan historias vividas y queremos que lleguen a su nuevo lugar en perfecto estado. No se trata de apegarse a objetos, simplemente, queremos que estén colocadas o guardadas en algún lugar del nuevo hogar.

Si no queremos desafortunadas sorpresas, lo mejor es contactar con los profesionales del sector de las mudanzas Si vamos a cambiar de vida y para ello tenemos que dejar el lugar de siempre, es mejor idea contratar una empresa de mudanzas en Alcalá de Henares que, con mucho cuidado y profesionalidad, meta en cajas lo imprescindible para llevar nuestra nueva vida a otra parte.

 

Secciones
EmpresasEspaña
Un comentario
  • Jeaannera
    19 enero 2019 at 3:11 pm
  • Deja un comentario

    Otros: