LA SEXUALIDAD Y LA MÍSTICA

LA SEXUALIDAD Y LA MÍSTICA ECCE HOMO ¡He aquí el hombre! Por Pedro Taracena Gil Me voy a permitir hacer una lectura más realista contemplando que la segunda persona...
Nueva imagen (1)
EROS Y YAVÉ

44191131_691692371208352_8352050316413239296_n

LA SEXUALIDAD Y LA MÍSTICA

ECCE HOMO

¡He aquí el hombre!

Por Pedro Taracena Gil

Me voy a permitir hacer una lectura más realista contemplando que la segunda persona de la Santísima Trinidad, se hizo hombre manteniendo dos naturalezas, divina y humana.

Si el Cristo poseía las dos naturalezas, no sería razonable mutilar una de ellas o castrar atributos que la caracterizan y constituyen. Y como consecuencia de esta semejanza con el resto de los hombres, la lógica divina no contemplaría someter a la humanidad a esta contradicción. Ateniéndome siempre a los principios de humanidad, sería verosímil que el Cristo tuviera un desarrollo humano sacralizando todo aquello de que Dios le había dotado. Evidentemente me estoy refiriendo a la sexualidad inherente a la persona humana de Cristo en particular, y al género humano en general.

No pretendo realizar una acción trasgresora sino una lectura teológica, más acorde con la interpretación de los signos de los tiempos. Con este ensayo o performance es mi deseo ensamblar en el mismo plano de sensualidad, la audición del canto polifónico medieval y la contemplación del erotismo amoroso del hombre. Estas situaciones presentadas en esta galería de imágenes, sacralizan la sensualidad, la sexualidad y el erotismo. Más aún, libres de prejuicios y complejos muestran el misticismo de la condición sexual del ser humano. Esta interpretación presenta al Dios más Hombre y al Cristo más Dios.

La sexualidad como valor positivo y el gozo erótico, son virtudes que engrandecen al ser humano y le asemejan más a Dios. La sexualidad se ensambla en el amor sin entender de géneros. La genitalidad sirve para la procreación mediante el ayuntamiento de una mujer y un hombre. No obstante, la sexualidad hace iguales a hombres y mujeres, y es la expresión de su amor sin distinción de género. Esa es la grandeza de la naturaleza humana del Cristo hecho hombre.

LA SEXUALIDAD Y LA MÍSTICA

 

Secciones
EspañaSociedad

Periodista y amante del relato corto y del ensayo. Como escribía Unamuno: "Mi religión es buscar la verdad en la vida y la vida en la verdad" Condeno con todas mis fuerzas el genocidio franquista desde 1936 a 1975.
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: