La sanidad privada, asignatura pendiente del PSOE

Estamos acostumbrados a ver por la calle consultas de psicología, clínicas dentales y despachos de pediatras. Todos ellos son, en su mayoría, privados; es decir, hay que pagar para...
health-2382316_640

Estamos acostumbrados a ver por la calle consultas de psicología, clínicas dentales y despachos de pediatras. Todos ellos son, en su mayoría, privados; es decir, hay que pagar para acceder a esos servicios. Es cierto que, si necesitamos asistencia médica de calidad, solo tenemos que solicitar créditos rápidos sin papeleos en Wannacash.es o echar mano de nuestro sueldo.

Sin embargo, y sin desmerecer a los profesionales sanitarios del sector privado, es importante que Pedro Sánchez encuentre una manera de mejorar la sanidad pública. En concreto, estos son algunos de los problemas que debería afrontar:

1. Irregularidad autonómica: El servicio sanitario de Bilbao no funciona igual que el de Canarias, y el de Canarias no presenta los mismos problemas que el de Madrid. Si bien ello obedece a las peculiaridades de cada contexto regional, es un problema que hay que solventar.

2. Carencias informativas: Cada cierto tiempo, se llevan a cabo campañas para el tratamiento y la prevención de enfermedades graves. Sin embargo, en ocasiones no es suficiente. Es posible que la información, que ha de ser de calidad, deba duplicarse y aparecer en los medios más visitados.

3. Protocolos estrictos: La burocracia está en todo y hace falta orden para que cualquier sistema público no se venga abajo. No obstante, hay un límite, y una normativa poco flexible no debería poner trabas al buen criterio de los y las profesionales de la salud.

4. Inversión en tecnología: Antes hemos hablado del buen criterio de cualquier paciente preocupado por su salud cuando solicita un préstamo personal. En este caso, el préstamo ha de venir del gobierno. A más tecnología punta, mayores índices de efectividad en los tratamientos prescritos.

5. Ayudas a la innovación: Hace falta equipo para llevar a cabo buenos tratamientos, sí, pero también dinero para potenciar y facilitar la investigación para encontrar curas a enfermedades graves. De hecho, debería ser una de las bases de la sanidad pública.

El nuevo gabinete del PSOE es diverso y todavía joven. Hay muchos problemas que abordar, pero la sanidad debe dejar de ser una asignatura pendiente. Es imprescindible en un estado de bienestar.

Secciones
EspañaPolítica
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: