¿Cuánto cuesta aprender a bucear?

Los amantes del deporte saben sobre la adrenalina y la satisfacción que se siente con la práctica de la actividad que más les atrae. Todas y cada una de...

Los amantes del deporte saben sobre la adrenalina y la satisfacción que se siente con la práctica de la actividad que más les atrae. Todas y cada una de las modalidades deportivas tiene su encanto especial, ese algo que nos atrae como si de un potente imán se tratase. De hecho, cuando empiezas a practicar tenis, golf, natación, baloncesto, boxeo, pádel, etc, conforme vas aprendiendo la técnica y sientes como vas mejorando más y más, te das cuenta de que no quieres parar sino, más bien lo contrario, cada vez encuentras más motivación para perfeccionar lo aprendido. 

El deporte, en general, engancha, pero engancha positivamente, ya que es una actividad saludable no solo para el cuerpo sino también para la mente. Practicar una actividad deportiva, nos lleva irremisiblemente a cuidar nuestra alimentación, nuestra apariencia física mejora notablemente y nuestra mente se equilibra. En fin, todo son beneficios.

La parte menos atractiva de aprender determinada actividad deportiva es la parte económica. Según el tipo de deporte en el que queramos iniciarnos o perfeccionar nuestra técnica, nos exigirá un mayor o menor coste. El tenis, ski, golf, son, en líneas generales, más costosos. El precio que debemos pagar por hacer lo que nos gusta incluye, básicamente, los cursos y la equipación. Pero ¿cuánto estamos dispuestos a pagar? Según la situación económica de cada cual, resultará más o menos fácil. De todos modos, es el momento de comenzar, cuando nos vemos obligados a pagar una suma más alta en concepto de matrícula, equipamiento, material, pero, pasado este momento, solo tendremos que abonar las cuotas mensuales del curso en cuestión. Si no contamos con todo el efectivo necesario para el comienzo, podemos recurrir a los créditos online, una forma sencilla, cómoda y rápida de obtener el dinero que nos falta para empezar a disfrutar de nuestra pasión.

Hablemos del buceo:

La primera toma de contacto con el mundo subacuático se hace a través del bautismo de buceo. Con esa primera inmersión podemos experimentar lo que se siente al respirar debajo del agua a 6 metros como mínimo de profundidad y observar el maravilloso mundo submarino. El bautismo suele costar alrededor de los 60 €.

Scuba Diver: Se podría decir que este curso es la primera parte del que viene a continuación, el Open Water Diver. Con este curso, compuesto por una parte teórica y otra práctica, podremos bucear hasta los 12 metros de profundidad como máximo y siempre bajo la supervisión de un instructor. El coste rondaría los 300 €.

Open Water Diver: Por medio de este curso y, una vez superada la parte teórica y la práctica, te proclamas como buceador con certificación para poder sumergirte hasta los 18 metros de profundidad. Los conocimientos adquiridos los llevarás a la práctica en el medio subacuático. El aprendizaje no se limita a aprender a bucear sino también a saber cómo prevenir y responder a los contratiempos que pudieran surgir durante la inmersión. El precio oscilaría entre los 400 o 450 €.

Advanced Open Water Diver: Con este curso tus habilidades como buceador llegarán a lo máximo. Son inmersiones de aventura, tales como, buceo en espacios confinados, en pecios, nocturno, en corrientes, multinivel, profundo… la inmersión llega hasta los 30 metros. El aprendizaje no tiene límites, puedes ir especializándote por separado en las distintos tipos de buceo. Sin duda, una experiencia alucinante. El coste, unos 400 €.

Avanzar y avanzar en los conocimientos teóricos y prácticos, nos convertirá en auténticos exploradores de los fondos marinos. La oportunidad de respirar a tantos metros de profundidad y admirar la fauna y flora del fondo del mar es una experiencia única. 

El buceo es el antídoto perfecto contra el estrés y las preocupaciones diarias. Cuando te encuentras sumergido en las profundidades marinas, tienes la sensación de que el mundo se para, solo tú y el mar en contacto directo. El buceo es calma, tranquilidad, conexión total, recompensa y placer. 

La formación y especialización tiene un precio, pero un precio que es compensado por las sensaciones tan gratificantes que experimentamos al practicarlo. Si tus ahorros no alcanzan para financiarte los cursos, puedes echar mano de los préstamos rápidos. De esta manera, dispondrás del efectivo en un abrir y cerrar de ojos, dinero contante y sonante en tu cuenta bancaria y, todo ello, sin tener que someterte a un interrogatorio o al envío de innumerables papeleos. Solo tendrás que centrarte en tu pasión porque la parte financiera la irás pagando en cómodas cuotas mensuales y, sin apenas darte cuenta, habrás reembolsado la totalidad del préstamo y tendrás en tus manos el certificado de buceador avanzado. 

 

Secciones
DeportesEspaña
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Otros: