Cristianismo y utopía

Los hombres a lo largo de la historia han perseguido el ideal de un sociedad perfecta, aquella en la que se aune la justicia y el bien. Desde la Utopía de...

Los hombres a lo largo de la historia han perseguido el ideal de un sociedad perfecta, aquella en la que se aune la justicia y el bien. Desde la Utopía de Tomás Moro hasta Walden Dos de F. B. Skinner, pasando por las ensoñaciones ilustradas, marxistas o populistas, esa pretensión ha sido una constante en el espíritu humano. En realidad, detrás de cada sistema político, por muy pragmático o realista que sea, hay un ideal al que que, en última instancia, en un futuro cercano o remoto, se tiende. En sus 20 siglos de existencia el Cristianismo se ha visto involucrado y mezclado con distintas utopías sociales, especialmente, en una etapa reciente, con las utopías marxistas. Hay una serie de conceptos y sentimientos provenientes de los dos campos, el religioso y el político, que se han vinculado históricamente y se han podido confundir: la compasión misericordiosa por los pobres y necesitados, el rechazo de los bienes materiales y una inevitable vinculación entre riqueza e inmoralidad; sobre todo, un concepto fundamental en la cosmovisión cristiana y en la izquierda ideológica: la igualdad. El movimiento de la Teología de la Liberación fue un ejemplo de esta simbiosis entre lo ideológico y lo religioso. Todavía hoy. en la fórmula «la opción preferencial por los pobres», que tan buena fortuna ha tenido desde la década de los 60 hasta hoy, late esa pretensión de hacer de la religión un motor del cambio social.

Sin embargo, el Cristianismo no sólo es contrario e incompatible con cualquier utopía, sino que en sí mismo es una realidad espiritual antiutópica. Desarrollo varias razones en las que fundamento esta afirmación.

La utopía pretende cambiar las condiciones del trabajo, la economía, las estructuras sociales; el cristianismo cambia a cada uno de una forma radical, profunda. Es lo que entendemos por «conversión». Este encuentro es una realidad «personal»: desde Cristo a cada uno. «El Hijo de Dios, con su encarnación, se ha unido en cierto modo con cada hombre» (Gaudium et spes, 22). El pensador suizo Denis de Rougemont, en un curioso libro (La parte del diablo, 1947) hace una aguda distinción: para el hombre primitivo todo tiene su explicación fuera de sí mismo. Tanto si es un hechicero -dice este autor-, un profanador de lo sagrado, un animal, una nube, un pedazo de madera coloreada, la causa del mal que sufren estos salvajes es siempre ajena a sí mismos y, en consecuencia, ha de ser combatida y aniquilada fuera de sí mismos. La revelación cristiana supone un cambio radical. El Reino de Dios está en nosotros, que también el Mal está en nosotros, y que el campo de batalla no es otro que el de nuestros corazones. Es, de alguna manera, la oposición entre un pensamiento mágico, primitivo y un pensamiento más maduro. Primitivismo y madurez que no corresponden a épocas distintas de la historia, sino que siguen conviviendo en nuestros días como dos formas de concebir al mundo y al hombre.

La utopía se sitúa temporalmente en un futuro indeterminado; un futuro que se espera indefinidamente y que nunca acaba de llegar. Se trata de una esperanza que, de alguna forma, se sitúa más allá del tiempo histórico y sirve para justificar, legitimar las impurezas y limitaciones del devenir histórico. El Gulag soviético se justifica como paso previo, como sacrificio necesario que prepara el futuro paraíso socialista que se aguarda como una esperanza mesiánica. La revelación cristiana exige del hombre una respuesta aquí y ahora. No espera ni necesita el cambio de circunstancias externas porque el cambio de uno mismo, la conversión, siempre es posible.

La utopía es hija del idealismo: una construcción intelectual a la que la realidad tiene que asemejarse. Esto hace que sea inmune a la crítica. Si una política no da buenos resultados -no crea riqueza, por ejemplo- no es un error, sino la mala aplicación de unos principios infalibles. La revelación cristiana tiene un carácter trascendente y su culminación tiene un sentido escatológico, transhistórico. Su fundamento, como explica bien Romano Guardini en La esencia del Cristianismo, no es una construcción intelectual, una abstracción, sino un ser personal e histórico.

Por último, situándonos en la experiencia histórica, las utopías han terminado siempre construyendo mataderos colectivos en nombre de sus nobilísimas ideas. El cristianismo, en cambio, allí donde se ha implantado ha configurado una civilización respetuosa con los derechos humanos. Son las sociedades de tradición cristiana las más avanzadas desde el punto de vista material, a pesar de la secularización. Aunque estos fenómenos son lo que Romano Amerio llama «Cristianismo secundario» (Iota Unum) y no se trata de realidades estrictamente religiosas, pueden comprobarse empíricamente.

A pesar de esta incompatibilidad manifiesta, no deja de estar presente la tentación de intentar construir, desde los valores religiosos, un «mundo perfecto».

 

Los hombres a lo largo de la historia han perseguido el ideal de un sociedad perfecta, aquella en la que se aune la justicia y el bien. Desde la Utopía de Tomás Moro hasta Walden Dos de F. B. Skinner, pasando por las ensoñaciones ilustradas, marxistas o populistas, esa pretensión ha sido una constante en el espíritu humano. En realidad, detrás de cada sistema político, por muy pragmático o realista que sea, hay un ideal al que que, en última instancia, en un futuro cercano o remoto, se tiende. En sus 20 siglos de existencia el Cristianismo se ha visto involucrado y mezclado con distintas utopías sociales, especialmente, en una etapa reciente, con las utopías marxistas. Hay una serie de conceptos y sentimientos provenientes de los dos campos, el religioso y el político, que se han vinculado históricamente y se han podido confundir: la compasión misericordiosa por los pobres y necesitados, el rechazo de los bienes materiales y una inevitable vinculación entre riqueza e inmoralidad; sobre todo, un concepto fundamental en la cosmovisión cristiana y en la izquierda ideológica: la igualdad. El movimiento de la Teología de la Liberación fue un ejemplo de esta simbiosis entre lo ideológico y lo religioso. Todavía hoy. en la fórmula «la opción preferencial por los pobres», que tan buena fortuna ha tenido desde la década de los 60 hasta hoy, late esa pretensión de hacer de la religión un motor del cambio social.

Sin embargo, el Cristianismo no sólo es contrario e incompatible con cualquier utopía, sino que en sí mismo es una realidad espiritual antiutópica. Desarrollo varias razones en las que fundamento esta afirmación.

La utopía pretende cambiar las condiciones del trabajo, la economía, las estructuras sociales; el cristianismo cambia a cada uno de una forma radical, profunda. Es lo que entendemos por «conversión». Este encuentro es una realidad «personal»: desde Cristo a cada uno. «El Hijo de Dios, con su encarnación, se ha unido en cierto modo con cada hombre» (Gaudium et spes, 22). El pensador suizo Denis de Rougemont, en un curioso libro (La parte del diablo, 1947) hace una aguda distinción: para el hombre primitivo todo tiene su explicación fuera de sí mismo. Tanto si es un hechicero -dice este autor-, un profanador de lo sagrado, un animal, una nube, un pedazo de madera coloreada, la causa del mal que sufren estos salvajes es siempre ajena a sí mismos y, en consecuencia, ha de ser combatida y aniquilada fuera de sí mismos. La revelación cristiana supone un cambio radical. El Reino de Dios está en nosotros, que también el Mal está en nosotros, y que el campo de batalla no es otro que el de nuestros corazones. Es, de alguna manera, la oposición entre un pensamiento mágico, primitivo y un pensamiento más maduro. Primitivismo y madurez que no corresponden a épocas distintas de la historia, sino que siguen conviviendo en nuestros días como dos formas de concebir al mundo y al hombre.

La utopía se sitúa temporalmente en un futuro indeterminado; un futuro que se espera indefinidamente y que nunca acaba de llegar. Se trata de una esperanza que, de alguna forma, se sitúa más allá del tiempo histórico y sirve para justificar, legitimar las impurezas y limitaciones del devenir histórico. El Gulag soviético se justifica como paso previo, como sacrificio necesario que prepara el futuro paraíso socialista que se aguarda como una esperanza mesiánica. La revelación cristiana exige del hombre una respuesta aquí y ahora. No espera ni necesita el cambio de circunstancias externas porque el cambio de uno mismo, la conversión, siempre es posible.

La utopía es hija del idealismo: una construcción intelectual a la que la realidad tiene que asemejarse. Esto hace que sea inmune a la crítica. Si una política no da buenos resultados -no crea riqueza, por ejemplo- no es un error, sino la mala aplicación de unos principios infalibles. La revelación cristiana tiene un carácter trascendente y su culminación tiene un sentido escatológico, transhistórico. Su fundamento, como explica bien Romano Guardini en La esencia del Cristianismo, no es una construcción intelectual, una abstracción, sino un ser personal e histórico.

Por último, situándonos en la experiencia histórica, las utopías han terminado siempre construyendo mataderos colectivos en nombre de sus nobilísimas ideas. El cristianismo, en cambio, allí donde se ha implantado ha configurado una civilización respetuosa con los derechos humanos. Son las sociedades de tradición cristiana las más avanzadas desde el punto de vista material, a pesar de la secularización. Aunque estos fenómenos son lo que Romano Amerio llama «Cristianismo secundario» (Iota Unum) y no se trata de realidades estrictamente religiosas, pueden comprobarse empíricamente.

A pesar de esta incompatibilidad manifiesta, no deja de estar presente la tentación de intentar construir, desde los valores religiosos, un «mundo perfecto».

Secciones
EspañaSociedad

Nacido en Álora (Málaga), 1960. Profesor de Lengua en Educación Secundaria, Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Málaga. Colabora con distintos medios con trabajos sobre temas literarios, sociales o religiosos.
13 comentarios en este artículo
  • kevin durant shoes
    18 diciembre 2018 at 8:52 am

    I precisely had to say thanks again. I’m not certain the things that I might have tried without the type of aspects documented by you about my problem. It had been a real horrifying difficulty in my circumstances, however , taking note of this professional style you treated that made me to cry with gladness. I’m just happy for the assistance and as well , expect you really know what a great job you are doing teaching the others using your websites. I am certain you haven’t met any of us.

  • off white shoes
    19 diciembre 2018 at 11:28 am

    Thanks so much for giving everyone an extraordinarily marvellous chance to read from this blog. It’s always so awesome and full of amusement for me personally and my office colleagues to visit the blog a minimum of 3 times in 7 days to learn the new tips you have. And definitely, I’m also always astounded concerning the effective ideas served by you. Selected two areas on this page are honestly the best I have ever had.

  • moncler sale
    20 diciembre 2018 at 7:12 pm

    I must show my affection for your generosity supporting individuals that must have help with this study. Your personal dedication to passing the solution across became amazingly advantageous and has usually made associates like me to achieve their endeavors. Your amazing important information entails a lot to me and even more to my office colleagues. With thanks; from all of us.

  • links of london
    22 diciembre 2018 at 12:56 am

    I together with my pals ended up going through the good secrets and techniques located on your web blog and so all of a sudden got a terrible suspicion I had not expressed respect to the site owner for those secrets. The women came absolutely very interested to read all of them and have truly been taking pleasure in them. Many thanks for indeed being quite helpful as well as for settling on varieties of exceptional resources millions of individuals are really needing to be informed on. My personal sincere regret for not expressing gratitude to sooner.

  • adidas pure boost
    23 diciembre 2018 at 6:39 am

    I am only commenting to let you be aware of of the fabulous experience our child experienced studying your webblog. She picked up a wide variety of pieces, with the inclusion of how it is like to have a wonderful teaching character to get certain people just comprehend specified impossible subject areas. You undoubtedly exceeded our own desires. Thanks for supplying these effective, trusted, informative not to mention cool tips on this topic to Tanya.

  • vapormax
    25 diciembre 2018 at 6:13 am

    Thanks for your whole labor on this web site. Debby really loves managing investigation and it is easy to see why. We know all about the compelling way you create powerful guidance on this website and as well invigorate participation from people on the theme and our favorite girl is really studying a lot. Take advantage of the remaining portion of the new year. You are doing a fabulous job.

  • gucci belt
    26 diciembre 2018 at 4:57 am

    I truly wanted to type a small comment in order to say thanks to you for some of the fantastic techniques you are writing here. My time consuming internet lookup has finally been recognized with good quality content to go over with my friends and family. I would express that most of us visitors are rather lucky to live in a very good network with very many outstanding individuals with helpful points. I feel quite blessed to have seen your entire website page and look forward to really more thrilling minutes reading here. Thanks again for a lot of things.

  • nike air max
    27 diciembre 2018 at 3:06 am

    I simply desired to appreciate you all over again. I do not know what I might have done without the actual tricks shown by you regarding such area. It became the hard dilemma in my view, but taking note of the very skilled avenue you resolved the issue forced me to leap over delight. I’m thankful for this information and then wish you find out what an amazing job your are accomplishing instructing the mediocre ones using your website. I am certain you have never met any of us.

  • Women Super Star Sneakers
    28 diciembre 2018 at 11:12 pm

    I enjoy you because of all your valuable effort on this web site. Debby enjoys working on investigation and it’s simple to grasp why. My partner and i hear all regarding the dynamic means you create very useful guidelines by means of this website and even strongly encourage response from others about this area while our child is undoubtedly understanding a lot. Enjoy the rest of the year. You are always performing a brilliant job.

  • nike air force
    29 diciembre 2018 at 1:18 pm

    Thanks for your entire hard work on this site. My niece delights in setting aside time for investigations and it is easy to see why. My spouse and i notice all of the lively mode you present precious techniques by means of this web blog and therefore foster response from other people on that concept then our daughter is in fact learning a great deal. Take pleasure in the remaining portion of the year. You are carrying out a superb job.

  • yeezy shoes
    29 diciembre 2018 at 4:38 pm

    Thank you for your whole work on this blog. My aunt delights in participating in investigations and it is obvious why. I hear all concerning the compelling manner you present sensible tricks via this website and attract response from other ones on this area of interest so my simple princess is without a doubt being taught a whole lot. Have fun with the remaining portion of the year. You have been doing a terrific job.

  • adidas crazy explosive
    30 diciembre 2018 at 9:58 am

    Thank you for all your labor on this web page. My aunt loves getting into investigations and it’s easy to see why. My spouse and i learn all concerning the dynamic ways you offer simple tips on your website and in addition foster response from some others on the point and my girl is actually learning a whole lot. Have fun with the rest of the new year. You’re the one doing a brilliant job.

  • goyard bags
    31 diciembre 2018 at 6:46 am

    I intended to create you one bit of word in order to say thanks as before relating to the pleasant solutions you have shown in this case. This is so seriously generous with people like you to present openly what exactly many individuals could have marketed as an electronic book to generate some money for themselves, primarily now that you could possibly have done it in the event you considered necessary. These basics as well worked as a great way to realize that someone else have the identical passion the same as my personal own to grasp whole lot more in terms of this matter. I’m sure there are many more pleasurable occasions up front for many who see your blog post.

  • Deja un comentario

    Otros:

    • La cámara del juglar

      El romance de “Álora la bien cercada”  (texto) es una de las mas preciadas joyas de ese inagotable tesoro del Romancero. Su entramado histórico está claro: el intento de...
    • La democracia explicada con sencillez a Pablo Iglesias

      Estimado señor: tengo entendido que es usted licenciado en Ciencias Políticas y sé que tiene una larga experiencia como comentarista, tertuliano y político en activo, por lo que imagino...
    • La villa no poco cantada

      Mucha gente, cuando oye el nombre de Álora (Málaga), antigua, noble y acogedora, le añade la expresión “la bien cercada”. El origen de esta afortunada expresión está en el...
    • El mito de la derecha andaluza

      Hubo una época, poco antes de la victoria socialista del 82, en la que se instaló en España aquella idea a la que se llamó “una pasada por la...