Y AHORA QUÉ…

    Y AHORA QUÉ… Es muy español responder y ahora na… Por Pedro Taracena Gil Estoy de acuerdo en que la principal industria nacional es el Turismo. Manuel...
EZsoig_WoAkG0nU
SALVAMOS AL PUEBLO O AL TURISMO

 

 

Y AHORA QUÉ…

Es muy español responder y ahora na

Por Pedro Taracena Gil

Estoy de acuerdo en que la principal industria nacional es el Turismo. Manuel Fraga Iribarne, ministro franquista de INFORMACIÓN Y TURISMO, fue su principal valedor. Pues estoy en condiciones de contar la historia del turismo español en primera persona desde los años sesenta hasta principios del siglo XXI. Comparando en paralelo la oferta hotelera en los países de nuestro entorno.

Es evidente que el atractivo del turismo en España, no es el arte, no es la cultura, no son las rutas arqueológicas y tampoco la música. Es verdad que hay que considerar otros eventos como, la Ruta Jacobea siempre que el 25 de julio, la fiesta de Santiago Apóstol caiga en domingo. Los Sanfermines de Pamplona, las Fallas de Valencia, la Semana Santa sobre todo en Andalucía. La Feria de Abril en Sevilla, las corridas de toros, de San Isidro en Madrid, y quizás también la Romería del Roció.

El sol parece ser que es el aliciente primordial del turismo de verano, aunque las Islas Canarias tienen la alta temporada en inverno. El sol acompañado de la gastronomía y los precios. Quizás la ruta de los paradores de turismo marcó una pauta para cierto turismo de nivel más alto, con mayor movilidad por toda la península. La estructura hotelera fue y sigue siendo la mejor de Europa. La Escuela de Hostelería garantizaba tener buenos profesionales del ramo. He sido usuario de hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas. En España y en Europa. Desde el personal de recepción hasta la asistencia de camareras y camareros de planta, han sido impecables con el servicio. Era una industria de calidad con trabajo estable y de primer nivel internacional.

No obstante, en 2008 comenzó la degeneración más absoluta. Cuando la derecha más derecha de todas las derechas, hicieron recortes al dictado de los mercados, con un resultado que el Partido Popular valora como, la etapa en la cual se crearon más de tres millones de puestos de trabajo. Estos recortes de derechos se hicieron con la aquiescencia, en no pocos momentos del PSOE. Cómplice de la reforma constitucional. Estos recortes causaron: la desigualdad más atroz, desahucios, suicidios, paro, hambruna, hambruna infantil, éxodo de científicos, muerte por escasez de medicamentos, muertes prematuras por falta de atender a la dependencia de personas muy vulnerables y frustración en la juventud. Todos ellos en román paladino, son crímenes. Sí, crímenes legales, pero muertes que se podían haber evitado dando prioridad al ser humano. Que en la actualidad un miembro del PP mantenga en público que la reforma laboral trajo más de tres millones de puesto de trabajo, y los presentes periodistas u oyentes se callen, estamos en un país enfermo, moral y éticamente.

Volviendo al turismo, es el segmento donde sus empleadas y empleados son manifiestamente una rehabilitación del estado de la esclavitud. En España tiene con el turismo una mina de diamantes, pero sus empleados son esclavas y esclavos. Pero las miserias del turismo español no terminan ahí. Tenemos un turismo de borrachera, botellón, balconyng, chiringuito, temporero y masificado. Vuelos chárteres donde impera la cantidad y en absoluto la calidad. Pero es verdad que hay muchos Benidorm, pero la Costa Brava (Gerona) siempre ha sido un ejemplo de turismo de calidad sostenido y nada masificado. También lo conozco en primera persona durante muchos veranos. Como conozco los veranos de Mallorca, donde se celebraban barbacoas pútridas y nauseabundas, rociadas de sangría mortal. En playas auténticos guetos.

Con el Coronavirus la industria de turismo se tambalea y el Estado se ha convertido en el salvador de: las terrazas espacio sagrado del español cervecero, las playas donde los chiringuitos se ven amenazados con la temporada fallida. La reconstrucción del tejido turístico después de la pandemia, necesita borrón y cuenta nueva. No volveremos al verano de 2019. Por muchas razones. Los turistas si eligen a España por su Sanidad y por el precio, hemos hecho hostias como panes. Porque las medidas de seguridad se relajarán, pero el riesgo de contagio subirá. Revertir la tendencia de que nos elijan por el arte y la cultura, tenemos un gran competidor que es Italia, con una red hotelera que, con el perdón de los italianos, ha sido y es una mierda… Es cómico observar cómo trocean la superficie de una cafetería creando auténticos confesonarios de metacrilato, para evitar el contagio. Más cómico todavía, es cómo pretenden poner compuertas en el campo y en la playa. El virus se irá, pero la psicosis permanecerá. En la nueva normalidad que tanto habla Pedro Sánchez, no tiene lugar el turismo que ya está defenestrado. No es pesimismo es realidad práctica.

Entonces el Sol no da para más… Pero si desde hace 20 años nos hubiéramos puesta las pilas para trabajar en la Energía Solar, ahora tendríamos una industria basada en energías limpias y por contagio ya tendríamos España plagada de coches eléctricos.

Es verdad que los franquistas, conservadores, liberales y el oligopolio energético, dirán que verdes las han segado… Pero el Coronavirus es el que manda y lleva cinco meses mandando en España:

  1. Hay que potencial el teletrabajo, renunciando a la vigilancia del capataz de forma presencial.
  2. Ni uno solo de los alumnos sin un ordenador personal conectado a La Red con todas las aplicaciones didácticas y pedagógicas.
  3. Ni un solo puesto de trabajo sin control de horario para evitar la explotación de la Patronal.
  4. Ni una sola residencia de mayores sin ser auténticos geriátricos. Con personal especializado y bajo la Inspección de la Sanidad Pública.
  5. Todos los empleados de hostelería deberían pasar por la Escuela de Hostelería, para obtener titulación profesional.

Es curioso que el desarrollo español se basa en un trasiego de trabajadores de la construcción, después de haber abandonado los estudios, y la crisis les expulsa de la construcción y les acoge como temporeros en la agricultura y en los chiringuitos del verano. Donde son explotados como esclavos, y si son mujeres el colmo…

La imaginación al poder, gritaban por las calles de París en Mayo del 68. Ahora hay que gritar: ¡La imaginación hacia el Sol! No cara al sol. Pilotando la técnica Informática, navegando en Internet a través de la Red.

Aquello de Dios Patria y Rey, se tiene que convertir en: Sol Pueblo e Internet.

El coronavirus se ha llevado la vida de muchas españolas y muchos españoles, sobre todo habitantes de las residencias privatizadas y sin estar medicalizadas. Nadie se atreve a llamar las cosas por su nombre: Son crímenes legales, pero crímenes.

Yo vivo en un lugar privilegiado de Madrid y hemos sido capaces de vivir una novedad consistente en ver todo el horizonte completo del Norte de Madrid. Sin demagogia, cero contaminaciones. La Comunidad de Madrid como es habitual siempre ha falsificado los datos de la contaminación. Ahora estamos en una pole position inédita. Las sensibilidades se mueven hacia el coche eléctrico.

¿Por qué no proporcionan datos de la contaminación durante el confinamiento?

Secciones
EspañaSociedad

Periodista y amante del relato corto y del ensayo. Como escribía Unamuno: "Mi religión es buscar la verdad en la vida y la vida en la verdad" Condeno con todas mis fuerzas el genocidio franquista desde 1936 a 1975.

Otros: