Un reloj Breguet que sí marque las horas…

Somos muchos los que suspiramos por tener un Rolex, un Patek Philippe, un Breguet, o un Cartier pero, realmente, ¿cuántos de los que soñamos con un reloj de lujo,...
wrist-watch-573395_1280 (1)

Somos muchos los que suspiramos por tener un Rolex, un Patek Philippe, un Breguet, o un Cartier pero, realmente, ¿cuántos de los que soñamos con un reloj de lujo, sabemos lo que cuestan realmente?

Si nos acercamos a una joyería o iniciamos una visita virtual por cualquiera de las webs dedicadas a la venta online de joyas y relojes de alta gama y nos enfocamos en mirar las cifras que aparecen al lado, debajo o encima de estas maravillosas creaciones para medir el tiempo, seremos todavía más conscientes de que es un lujo que no está a nuestro alcance, a menos que nos toque la lotería o, cualquier otro golpe de suerte, llámese bonoloto, quinielas, euromillón, o, el aun más remoto e improbable caso, que tuviéramos algún pariente lejano que hizo fortuna allende los mares y ahora, nos llega la asombrosa notificación de que hemos heredado una gran fortuna. Increíble ¿no? 

Dejar volar la imaginación no es malo y soñar no cuesta dinero. Así que podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación y pensar que, quizás algún día, probando suerte con el azar o de manos de un pariente millonario, nos venga una importante suma de dinero. Dinero que emplearíamos en ir cumpliendo esos sueños que se quedaron guardados en la lista de los imposibles. 

Ya hemos imaginado, ya hemos soñado, ahora vamos a darnos un baño de realidad. Queremos comprar un reloj Breguet, pero, no tenemos esa colección de cifras que lo acompaña. Es cierto que el precio que tienen está justificado, tanto en los Breguet, como en los Rolex o Patek Philippe. La precisión de su maquinaria, su diseño exclusivo y la belleza sublime de todo el conjunto, esfera, correa, manecillas, agujas… hace, perfectamente comprensible, que alcancen el precio que alcanzan. 

Y esa canción: Reloj no marques las horas… y tu tic tac me recuerda… reloj detén tu camino… detén el tiempo en tus manos… con un reloj Breguet marcando las horas y escuchando su apenas imperceptible tic tac, quizás, ya no querríamos que se detuviera el tiempo, por el simple gusto de ver como cuenta las horas, los minutos y los segundos ese adorable reloj Breguet.

Ahora viene cuando un sueño se convierte en real sin necesidad de la intervención del azar o de una herencia inesperada. Los comercios online de vendo y compro relojes Breguet, nos brindan la ocasión única de comprar un reloj Breguet de ocasión que, esta vez, no va acompañado de esa colección de cifras imposible de leer.

Secciones
EmpresasEspaña
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Otros: