Ricardo Gómez Díez: «Sánchez puede ser otra vez presidente después de las próximas generales»

Conversación tranquila de @jmfrancas con  Ricardo Gómez Díez: Consultor y profesor experto en Reputación.   blog: http://www.noentiendonada.es, You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber   JM: Ricardo, el otro día hablábamos de la...
ricardo2

Conversación tranquila de @jmfrancas con  Ricardo Gómez Díez: Consultor y profesor experto en Reputación.

 

blog: http://www.noentiendonada.es,

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JM: Ricardo, el otro día hablábamos de la ‘moción de censura’ y ya tenemos gobierno. ¿Qué destacarías desde entonces?

Ricardo Gómez Díez: La gestión de los tiempos y la voluntad de Pedro Sánchez de trasladar una idea de un gobierno moderno, puesta al día, pero con experiencia y solvencia, quizás para compensar algunos de sus propios déficits. También que los primeros nombramientos fueron más en esa línea y que al final la cosa fue deteriorándose…

JM: Ha habido muchos golpes de efecto, ¿es política de gestos?

Ricardo Gómez Díez: Sin duda, aunque también parece que se busca a medio plazo ocupar el espacio político de C’s recuperando el centro-izquierda y dificultando que tras las próximas elecciones PP y C’s sumen mayoría absoluta. Creo que les van a dejar terreno por jugar a Podemos por la izquierda, aunque achicándolos, se van a emplear a fondo con Ciudadanos primero y luego irán a por ellos.

JM: ¿El gran perdedor será Ciudadanos?

Ricardo Gómez Díez: Ahora mismo lo parece, ya en la presentación de la moción de censura lo fue: C’s necesitaba mantener vivo al PP para poder seguir deteriorándolo y recoger esos frutos electorales en los siguientes comicios. Aplicó la misma estrategia que en Murcia o Madrid, incluso aumentando los ataques, pero olvidando una diferencia: en esas dos comunidades no había alternativa a PP que no pasase por ellos. En el Congreso sí.

JM: ¿Tú también piensas que fue ciudadanos el que precipito todo?

Ricardo Gómez Díez: Lo comentábamos el otro día: el miedo a Rivera y C’s en los nacionalistas (singularmente en el PNV, el asunto del concierto sigue siendo espinoso y clave) fue mayor que el propio rechazo a Rajoy. Eso fue definitivo y definitorio.

JM: Pero eso que tú ves tan claro, ¿por qué no lo vieron ellos?

Ricardo Gómez Díez: Porque a menudo el ego y la ambición mal entendida (aspiraciones superiores a las capacidades) ciegan. Creo que desde el principio tanto en Podemos como en Ciudadanos hay una idea equivocada, un planteamiento de partida si quieres un poco infantil o inmaduro (desconocedor de la realidad -de la historia y de la estructura social y política, de la forma de ser del país, en definitiva-): Iglesias o Rivera creen de verdad que pueden ser presidentes del Gobierno de España.

JM: ¿No tienen asesores buenos que les sitúen y planifiquen?

Ricardo Gómez Díez: Quizás lo más valioso -y lo más peligroso- de Pedro Sánchez es que se deja aconsejar siempre y cuando los consejos vayan dirigidos a ayudarle a conseguir su objetivo, el cual ya ha logrado, los incorpora y lleva a la práctica. El problema serán los consejos a partir de ahora, dado que la motivación de gestionar no es la suya y sus asesores tampoco tienen una reputación labrada en ese sentido. Sobre los de Iglesias y Rivera: el problema es que tú fijas el objetivo y tienes que buscar a quienes te ayuden a conseguirlo. Si el objetivo no es real o imposible de alcanzar, la culpa es tuya, no de los asesores.

JM: La elaboración del Gobierno y ya la propia moción, ¿no deja ver la importancia de un muy buen asesoramiento?

Ricardo Gómez Díez: Sí, implica un asesoramiento exitoso a la hora de llegar al poder y lanzar primeros mensajes de cara a la galería. La cuestión es que los consejos que valen para llegar al poder a menudo no valen para mantenerse en el poder: no es lo mismo lo que hay que hacer para enamorar y casarse que para tener hijos, llevar una familia y mantener un matrimonio… Los golpes de efecto, las machadas o los conejos de la chistera dejan de ser lo importante en el día a día y pueden convertirse en algo contraproducente. Todos los asesores en comunicación estratégica que empezaron con González, Aznar o Zapatero y entraron en el Gobierno, salieron del mismo en el primer mandato: Feo, Rodríguez, Barroso… En el caso de Rajoy no, porque no hubo nunca, en el fondo, comunicación estratégica.

JM: Tú que trabajas la ‘reputación’, ¿qué reputación quiere transmitir Sánchez?

Ricardo Gómez Díez: La reputación no se transmite, la reputación está en manos de quienes te perciben, en este caso, los ciudadanos y el resto de actores clave para un presidente de Gobierno: patronal, sindicatos, gobiernos europeos (especialmente Berlín), Bruselas, asociaciones sectoriales, grandes empresas, PYME, etc. Lo que tú puedes hacer es definir qué reputación te gustaría tener para que te volviesen a elegir presidente los diputados y aumentases antes los votos de los ciudadanos y, a partir de eso, en qué identidad -visión y valores, la misión se da por sobrentendida- se funda, qué gestión y qué decisiones adoptas y cómo lo transmites o trasladas.

JM: Eso pregunto: ¿qué ‘reputación’ es la que persigue con los hechos vistos hasta ahora?

Ricardo Gómez Díez: Creo que busca dejar atrás la percepción de un líder flojo, vacío de contenido y sin capacidad de gobierno. Y busca crear en el futuro la percepción de un presidente que resuelve un asunto clave de España como es el asunto de los nacionalismos y la estructura territorial del país, así como una gestión eficaz en lo económico pero social en lo político. Veremos si al final es más González que Zapatero o Zapatero que González.

JM: ¿Entiendes los nombramientos de personajes que erizan los pelos a los nacionalistas y a Podemos?

Ricardo Gómez Díez: Creo que la estrategia desde el principio es clara: hacer de Sánchez en este año pasado alguien que fuese un hombre de gobierno (como lo que empezó a hacer Zapatero en 2000), por tanto aceptable desde el punto de vista de la opinión pública, que es presidenciable ya, y a partir de ahí apretar en la crítica (en el caso de Zapatero fue un año, en el de Sánchez una semana, cosas de la aceleración de todo) hasta llegar al gobierno abrazando en la investidura a los nacionalistas y a la izquierda para, a continuación, buscar el centro perdido, esa es la diferencia con lo que ocurrió con Zapatero. Pero Zapatero no tenía un PSOE hecho sándwich con Podemos por la izquierda y Ciudadanos por la derecha. La estrategia es, por tanto, deshacer el sándwich, romperlo, empezando por el centro, luego por la izquierda. Sánchez puede ser otra vez presidente después de las próximas generales superar los 100 y que PP y C’s sigan sin sumar 175.

JM: ¿Tiene que estar preocupado Podemos?

Ricardo Gómez Díez: Sí, desde luego, porque también van a recuperar voto moderado del PSOE que se exaltó y votó a Podemos desde 2014 y, en especial, en 2015. Eso puede beneficiarles en las Cortes Generales, en cambio puede dañar las aspiraciones de mantener alguna comunidad o, sobre todo, ciudad, como Madrid.

JM: Gracias Ricardo, hasta pronto, un abrazo.

Ricardo Gómez Díez: Hasta pronto Josep Maria, un abrazo.

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Manresa, (Barcelona). Licenciado en Ciencias Biológicas (UB). Ex profesor (UAB), ex editor (Editorial Labor), ex político (Ayto de L'Hospitalet y Parlament de Catalunya) y ahora periodista.
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: