No hay colores políticos en la defensa de la unidad nacional

Conversación tranquila con Antonio Miguel Carmona (@AntonioMiguelC). Profesor de Economía y dirigente del PSOE.                          Yo: Antonio, ¿se hincha...
1910

Conversación tranquila con Antonio Miguel Carmona (@AntonioMiguelC). Profesor de Economía y dirigente del PSOE.

                        

Yo: Antonio, ¿se hincha o deshincha el globo de la independencia en Catalunya?

Antonio Miguel Carmona: Se deshincha el globo porque la mayoría no independentista ha elevado por fin voz.

Yo: Ya les ha costado…, ¿entiendes que el mundo económico haya estado calladito y ahora se vaya?

Antonio Miguel Carmona: Una parte del mundo económico, minoritaria, ha sido desleal con la unidad nacional. Ha primado su responsabilidad social corporativa. Y ahora, cuando ven las orejas al lobo, salen despavoridos algunos, apoyados irresponsablemente por Guindos. Ellos son los propietarios de su propio pánico.

Yo: ¿Tu recomendarías quedarse?                        

Antonio Miguel Carmona: Por supuesto. Cataluña es una parte de España y da igual estar en Barcelona que en Madrid. Si yo fuera Presidente del Gobierno les garantizaría estabilidad en Cataluña.

Yo: ¿Puede desde el gobierno central garantizarse esto?

Antonio Miguel Carmona: Si no se garantiza esto, habría que cambiar el gobierno central.

Yo: A muchos ya os gustaría, ¿no?

Antonio Miguel Carmona: Publiqué en la página tres de ABC hace dos años un artículo, intitulado ‘Refutación de la tibieza’, donde muestro mi opinión sobre que los nacionalismos periféricos tienen su caldo de cultivo en la debilidad de los gobiernos centrales.

Yo: ¿Que salida ves al ‘procés’?

Antonio Miguel Carmona: No hay colores políticos en la defensa de la unidad nacional. La teoría de las dos manos…

Yo: ¿Cuál es?

Antonio Miguel Carmona: La mano derecha para aplicar la ley y la manera izquierda para convencer a 2 millones de catalanes que no quieren seguir siendo españoles. Algunos utilizan irresponsablemente solo la mano derecha y otros utilizan irresponsablemente solo la mano izquierda.

Yo: ¿Alguna idea para convencerles?

Antonio Miguel Carmona: Lo primero que tienen que perder es la esperanza: Cataluña es más que una nación, es una región de España.

Yo: Entiendo que cuando hablas de que no hay colores políticos me estás diciendo que deben ir de la mano los partidos nacionales, ¿a qué juega Podemos?

Antonio Miguel Carmona: En el marco de la ley no se va de la mano, se cumple. Y se cumple por todos, los partidos nacionales y los periféricos.

Yo: Pero España no tiene solución sino la organizan PP y PSOE, ¿los ves con capacidad para hacerlo juntos?

Antonio Miguel Carmona: España no es solo PP y PSOE. Tienen que sumarse todos los partidos políticos. Esa es la clave constitucional.

Yo: ¿Pero ves a Podemos sumándose a algo?

Antonio Miguel Carmona: Veo a Podemos que quedará testimonial en pocos años.

Yo: Parece evidente que de esta salimos con modificaciones constitucionales, ¿en qué debería cambiarse la Carta Magna?

Antonio Miguel Carmona: En establecer una coordinación de los territorios. No puede ir cada uno por su lado.

Yo: ¿Ves posible contentar a los nacionalismos con algún cambio que intente igualar en derechos a todos los españoles?

Antonio Miguel Carmona: Mi formación política se debe a la V República francesa, A la Constitución de octubre de 1958. La igualdad de derechos y obligaciones de todos los ciudadanos vivan donde vivan es irrenunciable, contente o disguste a quien disguste o contente. Los socialistas somos partidarios de la igualdad, no de la peculiaridad.

Yo: La excusa para no intervenir casi nunca desde el gobierno central es que no sea peor el remedio que la enfermedad… ¿Será buena medicina el 155?

Antonio Miguel Carmona: Si esa es la excusa esperaremos a la defunción. Si duermes con tu enemigo lo único que puedes esperar es que un día no amanezcas. No es ni buena ni mala, la decisión la toma Puigdemont.

Yo: El PP es bastante monolítico, el PSOE mucho menos. ¿Ves unidad en tu partido frente al ‘procés’?

Antonio Miguel Carmona: Nosotros coincidimos en el 99% de las cuestiones. En otros temas disfrutamos de pluralismo. Somos suficientemente flexibles.

Yo: ¿Aceptarías una medición o es una trampa?

Antonio Miguel Carmona: Yo no acepto que nadie medie entre una parte de mi cuerpo y yo.

Yo: ¿No te rechina que desde el independentismo se hable de democracia y presos políticos?

Antonio Miguel Carmona: Es simplemente propaganda barata.

Yo: Gracias Antonio, buscaré tu artículo ‘Refutación de la tibieza’ y lo releeré con gusto.

Antonio Miguel Carmona: Un abrazo grande. Siempre a tu disposición.

Yo: Gracias Antonio, cuento contigo será un lujo, un abrazo.

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Manresa, (Barcelona). Licenciado en Ciencias Biológicas (UB). Ex profesor (UAB), ex editor (Editorial Labor), ex político (Ayto de L'Hospitalet y Parlament de Catalunya) y periodista.
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Otros: