Juan Milián: “En política fiscal Pablo Casado apuesta por una ‘revolución’ liberal”

Conversación tranquila de @jmfrancas con Juan Milián (@JuanMilian). Politólogo. Autor de tres libros (el último sobre el conflicto entre el nacionalismo y la libertad). Y exdiputado del PP en...
juan milian

Conversación tranquila de @jmfrancas con Juan Milián (@JuanMilian). Politólogo. Autor de tres libros (el último sobre el conflicto entre el nacionalismo y la libertad). Y exdiputado del PP en el Parlamento catalán.

 

blog: http://www.noentiendonada.es

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JMF: Juan, ¿está el PP roto por las primarias?

Juan Milián: No. Está inaugurando una nueva cultura de debate interno, autocrítica y de confrontación de liderazgos. Las primarias siempre tienen riesgos de polarización y de fractura, pero en este caso creo que eran necesarias para abrir los debates necesarios, apostar por la renovación y revalorizar el papel de los afiliados. Eso sí, tras el congreso, el nuevo líder deberá apostar por un proyecto integrador e ilusionante.

JMF: ¿Hay diferencias reales entre los candidatos?

Juan Milián: Hay diferencias desde la fuente de la legitimidad para liderar el partido -el continuismo en la gestión, la fuerza del aparato o la ilusión de las bases- hasta en cuestiones políticas sustanciales como el desafío separatista o la política económica y fiscal. En este sentido, veo importantes diferencias entre los tres candidatos que aparecen como favoritos.

JMF: ¿Me las explicas?

Juan Milián: En política fiscal, por ejemplo, Pablo Casado apuesta por una “revolución” liberal: rebaja sustancial del IRPF y sociedades y eliminación de impuestos autonómicos como sucesiones, donaciones o patrimonio. Otras opciones apuestan por el continuismo. Sobre la cuestión catalana tanto Casado como Cospedal también se han posicionado a favor de una vía diferente a la de los últimos años. Dicen haber aprendido de la experiencia y han proclamado que no buscarán contentar al que solo quiere romperlo todo. Los dos han dicho que hubieran preferido un 155 más extenso. Sin embargo, creo que la gran diferencia la está marcando la apuesta de Casado al proyectar el partido hacia el futuro, intentado dar cabida a lo mejor que ha tenido el PP, pero también atrayendo talento nuevo.

JMF: ¿Te estás decantando por Casado?

Juan Milián: Todos los candidatos tienen sus puntos fuertes, pero creo que Casado es lo que ahora necesita el Partido Popular. Es la actualización de las ideas que hicieron de este partido una referencia para el centro-derecha en Europa. Tiene un discurso sólido sobre la libertad y la persona como el centro de todas las políticas. Y, con su pasión, está sabiendo despertar una ilusión entre el afiliado como hacía tiempo que no se veía.

JMF: ¿Y sus problemas de currículum?

Juan Milián: Me pareció que su manera de afrontar la crisis del máster fue inteligente. Salió a dar todas las explicaciones desde el principio. No evitó ninguna pregunta. Y por lo que parece la cuestión está resuelta. Cumplió con el procedimiento de la universidad y, poco a poco, vemos como la realidad -la aparición de los documentos- va dando la razón a la versión que dio desde el primer momento.

JMF: ¿Es fuego amigo?

Juan Milián: No lo sé. No parece muy amigo. Sin embargo, es una cuestión preocupante en la política actual. Cualquier duda sobre un político de la derecha sirve para desacreditarle, aunque no haya pruebas. Eso incentiva una política vuelo bajo, de rumores y maledicencias. Las acusaciones sin evidencias no ayudan a una política ejemplar.

JMF: Toda acusación es casi condena pública… ¿Es corrupto el PP?

Juan Milián: Es el partido que más ha luchado contra la corrupción con las reformas de su gobierno, desde las penales hasta la transparencia, aunque no se haya percibido así. Hoy la corrupción se destapa, se juzga y se castiga. Y así debe ser. Tengo que decir que cuando alguien del PP ha metido la mano en la caja me ha dolido mucho más que la corrupción de cualquier otro partido. No por una razón electoral, sino porque hay miles de personas en este partido que trabajan duramente, en condiciones nada fáciles como en Cataluña, por un buen proyecto. Por esto, creo que es importante que haya más mecanismo de regeneración como una selección más democrática de las elites del partido. Este proceso de primarias podría ser un buen inicio.

JMF: Pero Juan, ha calado el mensaje de PP es corrupción… ¿por qué ha sido?

Juan Milián: Hay razones externas e internas. En épocas de crisis económica siempre sube la desafección política y los discursos se radicalizan. Se produce una degradación de la retórica política donde todo se pone en duda y la autoridad se diluye. Dicho esto también hay que analizar qué se ha hecho mal. Y es fácil observar que se priorizó la gestión por encima de la comunicación como si ambas fueran incompatibles. Y no lo son. Hoy gobernar es también comunicar. Hay que estar preparados para dar respuestas rápidas y ejemplares, mostrando la honestidad cuando la haya o expulsando sin contemplaciones al corrupto.

JMF: ¿Qué le ha pasado al PP en Cataluña?

Juan Milián: Es un partido que ha tenido pocos instrumentos para hacer frente a una tormenta perfecta como ha sido el ‘procés’. El pasado domingo Pablo Casado lo explicó en positivo y mirando al futuro. Si es presidente del PP -dijo-, escuchará y apoyará las decisiones del PP catalán. No fuimos percibidos como útiles. En general, el constitucionalismo buscaba amparo ante la ofensiva separatista. Lo vimos en la manifestación del 8 de octubre. Gritamos “no estamos solos”, porque la sensación hasta aquel día era que sí que lo estábamos. Ahora el PP necesita reconfigurar su proyecto para España con una innegociable defensa de la unidad, una apuesta por la libertad y el papel central de la persona. Y también necesitará abrir el partido a personas capaces de entender el mundo al que nos enfrentamos, donde la inseguridad económica, la complejidad social y las nuevas tecnologías están fragmentando las sociedades, imponiendo discursos polarizadores que degradan las virtudes cívicas. Cataluña ha sido un laboratorio de los peores fenómenos políticos que se viven en Europa y el PP necesitará un enorme rearme ideológico y humano para ser útil a la sociedad.

JMF: ¿Cataluña está en vías de solución o simplemente en repliegue táctico?

Juan Milián: El separatismo está políticamente desorientado, porque el Estado de derecho se impuso. Sin embargo, hay motivos para la preocupación. La sociedad catalana sigue fragmentada. Los separatistas son impermeables al daño que han causado. No ven el deterioro de la convivencia, ni la fuga de empresas, ni el desprestigio internacional de Cataluña. Siguen a lo suyo. Y ahora tienen delante a un presidente del gobierno de España que está más preocupado por el marketing que por defender los derechos y las libertades de los constitucionalistas en Cataluña. Ante el supremacismo es más inteligente la firmeza del guardia del museo de Washington que no dejó entrar a Torra por el numerito que montó que los gestos y los cantos de amor de Sánchez hacia aquellos que amenazan con volver a saltarse la ley. Aquel guardia me representa. El mal comportamiento debe ser penalizado, no premiado.

JMF: Pero el PP de Rajoy y Saraya fue muy permisivo…

Juan Milián: No diría permisivo cuando se impugnó todo lo que se tenía que impugnar y los golpistas han acabado en la cárcel o fugados. No obstante, hay que aprender de la experiencia. Por un lado, la aplicación del artículo 155 podría haberse producido como consecuencia de los plenos del Parlamento catalán del 6 y 7 de septiembre. Aunque no tuvieras el apoyo del PSOE y Ciudadanos, aquellos plenos justificaban la aplicación contundente de la Constitución. Eran de una gravedad similar a la de una declaración formal de independencia. Por otro lado, el apoyo al constitucionalismo en Cataluña tiene que ser un eje del Estado. Todos los catalanes que también se sienten españoles deben sentirse escuchados y respaldados. La Generalitat volverá a volcarse en la agitación y la propaganda. No podemos competir solo con el voluntarismo de algunos héroes.

JMF: Gracias Juan, si te dejas ya te iré preguntando más adelante, ánimo con la primarías, un abrazo.

Juan Milián: Gracias a ti, Josep Maria. Me ha encantado participar en este sosegado espacio de reflexión. Necesitamos más. Un abrazo.

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Manresa, (Barcelona). Licenciado en Ciencias Biológicas (UB). Ex profesor (UAB), ex editor (Editorial Labor), ex político (Ayto de L'Hospitalet y Parlament de Catalunya) y ahora periodista.
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: