Internet: Moldeando nuestros hábitos de compra desde los 90

  Los hábitos de compra de todos y cada uno de los individuos que forman parte de la sociedad han ido evolucionando; cada vez es más común que las...
ipad-820272_640

 

Los hábitos de compra de todos y cada uno de los individuos que forman parte de la sociedad han ido evolucionando; cada vez es más común que las personas se inclinen más a los medios de compras online que a los físicos, y esta es una tendencia que ha tenido su pico en la segunda mitad de la presente década y muestra un crecimiento exponencial sin precedentes, pero, ¿Cómo fue que inició todo esto?

Si bien las relaciones comerciales con el uso de ordenadores han existido desde los años 70, estas en un principio se limitaban al uso de estos para la emisión de comprobantes de pago y algunos otros tipos de facturas. No fue si no hasta mediados de la década de los 90, con la aparición de la WWW (Wolrd Wide Web) que fueron apareciendo las primeras tiendas en línea (entre ellas estuvieron Amazon y eBay).

Estas, a su vez, fueron pudiendo aparecer gracias a las facilidades de pago que los métodos electrónicos iban ofreciendo al público, sin embargo, especialmente debido al factor seguridad y desconfianza y también al hecho de que en este período el internet en el hogar no era algo al alcance de muchos, este tipo de transacciones no llegaron a volverse especialmente populares hasta la primera década de los 2000.

Un importantísimo factor en esta subida de la popularidad a partir del nuevo milenio de las transacciones en línea fue la creación en 1998 de PayPal, el cual formó la primera plataforma reconocida por la seguridad que le brindaba a los datos de los clientes quienes ya no tenían que dar a ciegas la información de sus tarjetas de crédito a completos desconocidos en línea sino que ahora tenían a su disposición un método que les permitía disponer de sus recursos a la vez que cuidaba de la privacidad en su información.

Este mismo sigue siendo uno de los servicios más usados a nivel mundial, volviéndose al mismo tiempo cada vez más accesible alrededor del mundo para cualquiera de los usos que un usuario desee darles.

Ya a punto de finalizar la segunda década del siglo XXI vivimos en una época donde la WWW llega  a prácticamente todos los rincones del planeta y las personas viven cada vez más interconectadas. Las transacciones en línea pasaron de estar en segundo plano a representar un altísimo porcentaje de las transacciones comerciales a nivel mundial dando señales de que pronto llegarán a convertirse en la mayoría.

Los usuarios, alentados también por la creciente seguridad de estos medios incluso llegan a declinar de servicios financieros tradicionales en pro de recurrir a los novedosos servicios en los que sin inconvenientes se pueden conseguir préstamos sin intereses, o cualquier otro tipo de financiamiento. Se ha convertido en un hecho innegable que el internet, ahora más que nunca, define la manera en la que nuestras vidas se mueven en la cotidianidad.

Secciones
EspañaTecnología
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: