Eduardo Fernández: “La UE se está convirtiendo en una máquina tecnocrática”

Conversación tranquila de @jmfrancas con Eduardo Fernández Luiña (@edu_amagi), analista y profesor universitario de Ciencia Política.   blog: http://www.noentiendonada.es, You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber   JMF: Eduardo ¿Esta en horas bajas...
eduardo

Conversación tranquila de @jmfrancas con Eduardo Fernández Luiña (@edu_amagi), analista y profesor universitario de Ciencia Política.

 

blog: http://www.noentiendonada.es,

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JMF: Eduardo ¿Esta en horas bajas la democracia?

Eduardo Fernández: En estos momentos, la encuestas de cultura política señalan que la democracia liberal se encuentra en uno de sus peores momentos. Generalmente, los problemas de legitimidad asociados a la democracia existían en las encuestas de cultura política de los países latinoamericanos. Como indicó en su momento Giovanni Sartori, el fracaso económico, la explosión de movimientos identitarios (el indigenismo) y la globalización (mal entendida) erosionaron las jóvenes democracias de tercera ola latinoamericanas. Sin embargo, desde 2015 y gracias a las investigaciones de profesores como Yasha Mounk o Stefan Roa, se ha detectado que la democracia liberal ha perdido legitimidad en los países de la Unión Europea y en los Estados Unidos. Lo anterior, evidencia un problema muy grave que ayuda a explicar el surgimiento de los populismos y otros movimientos iliberales y anti sistema. La crisis económica de 2008 ha generado una ventana de oportunidad que puede ser aprovechada por liberticidas en ambos lados del espectro ideológico. Veremos si los sistemas aguantan y son capaces de salvaguardar los derechos y libertades de los ciudadanos.

JMF: ¿Piensas que aguantarán?

Eduardo Fernández: Desde mi particular punto de vista, algunas democracias lo soportarán sin problema. Para promover el sostenimiento de una democracia se requiere de elementos exógenos y endógenos. Es decir, el ambiente internacional ayuda a que las democracias sobrevivan; pero también se necesitan actores nacionales que defiendan la misma. En ese sentido, una democracia tiene más probabilidades de sobrevivir en la Unión Europea que fuera de ella. Las presiones de los “vecinos”  comunitarios y de las propias instituciones europeas ayudan a sostener la democracia. Pero, como indicábamos líneas atrás se necesitan actores internos (sociedad civil, partidos políticos, etc.) comprometidos con las instituciones democráticas. Considero que a día de hoy en Europa, a pesar de las debilidades existentes en la sociedad civil, hay un gran número de actores comprometidos con la defensa de una sociedad abierta y plural. En resumen, en Europa existen elementos endógenos y exógenos que ayudan a la hora de proteger la democracia. Cosa distinta puede suceder en América Latina.

JMF: Pero, ¿la UE no te parece que está sustituyendo a su gente por grandes estructuras de estado? El ciudadano vota y ya está…

Eduardo Fernández: Efectivamente, el problema es que la UE se está convirtiendo en una máquina tecnocrática alejada del Estado. Pero definitivamente, y durante la década de los 80′, 90′ y la pasada década, ha contribuido a la promoción y defensa de la democracia. La incorporación de España, Portugal, Grecia y los países del Este es buena muestra de ello.

JMF: Sin duda, pero esta fallando estrepitosamente, se está quedando a medias y de democracia casi nada y políticas comunes bien pocas…

Eduardo Fernández: Es cierto. Desde mi punto de vista, la idea no es ir contra Europa sino proponer una nueva idea de Europa. Una que haga hincapié en sus valores fundacionales: 1) Libre comercio por un lado; 2) Democracia liberal por otro. Solo así, la UE podrá recuperar la legitimidad que ha perdido hasta el momento.

JMF: Me parece que priman primero los países, luego las ideologías y en cambio lo común la raíces de Europa nada de nada.

Eduardo Fernández: Efectivamente… El problema de la UE es que ha olvidado su objetivo fundacional: La creación de una comunidad de intereses a través del comercio. Todo para edificar un espacio de paz.

JMF: Pienso que además de los nacionalismos el gran peligro es la inmigración, si no sabemos que somos…

Eduardo Fernández: Estoy de acuerdo. Cuestiones como la identidad judeo-cristiana de Europa no se pueden olvidar y se ignoran alegremente. De todas formas, desde mi punto de vista, debemos ser justos a la hora de poner sobre la mesa los logros y fracasos de la unión. Hay paz en el continente, a día de hoy, el europeo es el mercado integrado más grande del mundo y por supuesto parece que la democracia, a pesar de los problemas, está presente en todos los países de la UE; efectivamente en los países existen amenazas populistas pero, si comparamos la situación con otras regiones a nivel global, la cosa es preocupante pero no excesivamente grave.

JMF: Sin duda vista la historia la paz ya es mucho pero… El Islam es del todo incompatible con el espíritu de Europa y no parece que los gobiernos de la vieja Europa se enteren.

Eduardo Fernández: La cuestión de la inmigración y del islam es un elemento de gran relevancia que está poniendo a los sistemas democráticos contra las cuerdas porque introduce una tensión identitaria realmente compleja de gestionar.

JMF: De momento ha provocado el Brexit y una división total entre la países de Visegrado y el resto.

Eduardo Fernández: Efectivamente, las tensiones de naturaleza identitaria (religiosa y nacionalista) representan una amenaza de primer nivel para la estabilidad a nivel regional. Ahora bien, la solución desde mi punto de vista pasa por reducir los ámbitos de política pública que generan tensión social. Recuerdo un libro de Ludwig von Mises “Gobierno Omnipotente” que señalaba que la educación o la sanidad son potenciales fuentes de conflicto social. Cuando el estado monopoliza la provisión de los servicios. por ejemplo centralizando la provisión de educación, se puede contribuir al conflicto social. Si tuviésemos un cheque escolar que diese libertad a los padres, quizás se contribuye a una fragmentación de la sociedad, pero se reduce la tensión al conectar oferta y demanda.

JMF: Pero un cheque para todo aquel que pise España con hijos es inasumible ¿no?

Eduardo Fernández: Bueno, no sería un cheque, sería un pagaré como el que tienen en Suecia. Pero por otro lado, y esto es lo importante, la cuestión es generar ideas que contribuyan a una reducción de la potencial tensión que pueda surgir con la población inmigrante que ya está en España; de lo que se trata es de idear políticas públicas que contribuyan a una sociedad más pacífica.

JMF: Y a levantar África desde África mejor ¿no?

Eduardo Fernández: Efectivamente, promover una política que reduzca el flujo migratorio mejorando las oportunidades allá y para eso se necesita forzosamente promover el libre comercio a nivel global.

JMF: Volvamos a España, ¿que salud tiene nuestra democracia?

Eduardo Fernández: Soy de la opinión de Diego Sánchez de la Cruz, guste o no, de que España a día de hoy es una de las mejores democracias a nivel global así lo señalan la gran mayoría de los indicadores sobre democracia.

JMF: ¿Mejorable?

Eduardo Fernández: Considero que sí, por supuesto que es mejorable pero grosso modo.

JMF: ¿Qué habría que mejorar?

Eduardo Fernández: Hay muchos debates sobre qué mejorar… No soy especialista en sistema político español pero podríamos mejorar nuestros indicadores en Estado de Derecho, proponer mejoras al sistema electoral aunque como digo es una cuestión compleja y no tengo una opinión formada al respecto. El reto, fruto de la desconfianza de la ciudadanía para la transparencia y todo lo relacionado con el e-government.

JMF: ¿Piensas que la reciente moción de censura mejora nuestra democracia?

Eduardo Fernández: Desde mi punto de vista ni la mejora ni la empeora… La moción de censura es un procedimiento establecido en nuestra arquitectura legal. Es parte de una dinámica parlamentaria y  nuestras instituciones consideran que es un procedimiento excepcional… Es decir, solo una de cuatro ha tenido éxito.

JMF: ¿Cómo ves la cuestión catalana?

Eduardo Fernández: Pues nuevamente, mi especialidad son estudios y sistemas políticos latinoamericanos. Llevo viviendo en España desde enero porque fui inmigrante durante los últimos diez años. Ahora bien, dicho esto, mi opinión es que el nacionalismo catalán desea erosionar y sin duda destruir la arquitectura sistémica de la democracia liberal española. Están mostrando su cara más autoritaria y eso es terriblemente peligroso para España y para la estructura de derechos y libertades individuales de los ciudadanos catalanes.

JMF: ¿Cómo ves Latinoamérica ahora? ¿Están perdiendo fuelle los ‘populismos’?

Eduardo Fernández: Pues la verdad es que depende. Los populismos de izquierda adscritos al famoso Socialismo del Siglo XXI están sufriendo una crisis de legitimidad. Los casos de Venezuela (una dictadura autoritaria a la cubana), de Bolivia (con un presidente que lucha por reelegirse) y de Nicaragua (otra dictadura sin escrúpulos), son buena muestra. Ahora bien, probablemente en México gane un populista y estamos hablando de la segunda economía de la región después de Brasil.

JMF: Es curioso, de Nicaragua casi no se habla en España…

Eduardo Fernández: Nadie habla y la situación allí es gravísima, Ortega es un dictador sin escrúpulos. Pero definitivamente hay espacios de optimismo. Chile, Perú y ahora Colombia, los tres países parecen tener buenas perspectivas de futuro.

JMF: ¿Qué puede pasar en México?

Eduardo Fernández: Pues, desafortunadamente si las encuestas tienen razón Andrés Manuel López Obrador ganará las elecciones. Su programa es terriblemente liberticida. Nacionalizaciones, políticas agrarias, sumisión ante sindicatos educativos. En definitiva un programa político propio de otros tiempos. En ese sentido, no cabe duda de que López Obrador representa una amenaza populista. Hay dos libros que evidencian lo anterior, el más actual lleva por título “Esto soy”. Algo que debemos tener claro es que López Obrador no miente, lleva hablando de su programa más de diez años desde la elección fallida contra Calderón en el año 2006.

JMF: Gracias Eduardo, no te quito más tiempo, espero poder echar mano de ti más adelante. Un abrazo.

Eduardo Fernández: hecho! un abrazo

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Manresa, (Barcelona). Licenciado en Ciencias Biológicas (UB). Ex profesor (UAB), ex editor (Editorial Labor), ex político (Ayto de L'Hospitalet y Parlament de Catalunya) y periodista.
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Otros: