¿Cómo se utiliza el marketing digital en política?

El marketing impregna nuestro modo de vida de maneras que a veces ni siquiera sospechamos. Estamos muy acostumbrados a asociar ese concepto con el comercio de productos y servicios...
people-2575608_640

El marketing impregna nuestro modo de vida de maneras que a veces ni siquiera sospechamos.

Estamos muy acostumbrados a asociar ese concepto con el comercio de productos y servicios de índole diversa, principalmente objetos de consumo personal de primera, segunda y tercera necesidad. Libros, comida, música, el cine o la industria textil, nada se libra, ni tiene por qué librarse de las técnicas de marketing, que cada vez son más novedosas y se extienden más al ámbito de internet.

Los avances en posicionamiento SEO en los motores de búsqueda y las plataformas publicitarias de adwords son un claro ejemplo de ello.

Pero el marketing se ha convertido en un lenguaje útil no solo para comprar y vender, sino también para propagar ideas y cumplir con una serie de objetivos.

Así, encontramos el llamado «marketing político», cuya finalidad principal es construir la imagen de marca de un político concreto o de un partido teniendo en cuenta sus ideas, su posición y en general factores de interés, como su antigüedad o su juventud, o si mayoritariamente está compuesto por hombres o por mujeres, entre otras cosas. En otras palabras, el «marketing político» no es sino una manera más de hacer publicidad, y ello se consigue tratando a los individuos y a los colectivos políticos como marcas en sí mismas.

Al principio, esta idea puede chocarnos e incluso parecernos inmoral, pero se trata de una manera muy efectiva de conseguir aquello sobre lo que se sustenta la democracia representativa de nuestro país: el voto. A todos los efectos, los partidos políticos son tiendas, su ideología es el producto y los votos son los beneficios obtenidos.

No hay gran diferencia, por tanto, entre utilizar esta estrategia de cara a una campaña electoral, y usarla para promocionar un nuevo e-commerce de ropa alternativa. Por lo tanto, la promoción y difusión de políticos y partidos también son susceptibles de aumentar su notoriedad mediante campañas de SEO y SEM, o a través de las redes sociales y los blogs.

Eso convierte al marketing, sobre todo al marketing digital, en un arma potencialmente efectiva para lograr un fin.

Secciones
EspañaPolítica
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: