¿Quiénes fabrican los billetes y cómo lo hacen?

Los utilizamos todos los días. Están en el fondo de nuestros bolsillos, se pasean en nuestras carteras. Los billetes son productos profundamente arraigados en nuestro día a día. Sin...
Guillotinabillete
https://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Guillotinabillete.jpg

Los utilizamos todos los días. Están en el fondo de nuestros bolsillos, se pasean en nuestras carteras. Los billetes son productos profundamente arraigados en nuestro día a día. Sin embargo, para muchos son un misterio. Su fabricación incluye procesos altamente tecnológicos cuyos secretos están muy bien guardados. Hemos investigado para desvelar algo de lo que sucede tras los bastidores de la fabricación de billetes.

Los billetes de banco al alza

Es el banco central de cada Estado quien está a cargo de la impresión de la moneda nacional. Cada banco vigila que la cantidad de billetes en circulación sea suficiente para poder responder a toda la demanda en circunstancias normales. Manuel de Jesús Bautista, presidente del Banco Central de Honduras explica que los bancos centrales también deben saber anticipar las necesidades excepcionales, como es el caso durante las temporadas de Semana Santa, de Navidad o para el pago del decimotercer o decimocuarto mes de sueldo. Cabe señalar que en Latinoamérica el pago en efectivo es muy valorado: los hondureños como los argentinos o los chilenos aprecian particularmente los pagos en efectivo. Asimismo, corresponde a los bancos centrales “remplazar los billetes gastados que se han vuelto inadecuados para la circulación, o anticipar un incremento de los saldos en circulación”, precisa Thomas Savare, que dirige una de las empresas líderes a nivel mundial de impresión de billetes, Oberthur Fiduciaire.

Una cosa es la fabricación de los billetes y tenerlos en bóveda y hasta que se hace el acta de emisión salen a circulación y el Banco Central tiene un costo alto en esto, que viene también porque la gente no sabe cómo tratar el billete, lo estruja, lo arruga. Los billetes que van al mercado duran entre 12 y 14 meses, en cambio los que pasan a las tiendas duran más de dos años”, confirma Manuel de Jesús Bautista. Cada tres años, el Banco Central de Honduras (BCH) hace fabricar 450 millones de billetes para poder hacer frente a la degradación producida por las múltiples manipulaciones cotidianas. En el 2016, el país ha invertido 12 millones de dólares y en Colombia, el Banco Central anunció un costo de cerca de 90 mil millones de dólares para financiar sus proyectos de nuevos billetes.  Alejandro Alegre Rabiela, director general de Emisión de la fábrica de billetes del Banco de México, recordó que en el 2014, la emisión de billetes aumentó de 10 a 12% con relación al 2013. Los bancos centrales despliegan por lo tanto considerables medios para poder hacer frente a un desafío que exige verdaderas hazañas tecnológicas.

El billete, un artículo de tecnología de punta

Pocos son los países que poseen el conjunto de medios tecnológicos necesarios para la fabricación de billetes. El papel de moneda chileno, por ejemplo, es fabricado en Europa, lejos del país austral. “No se fabrican acá porque antiguamente la Casa de Chile no contaba con la tecnología para que hacer los billetes nuestros”, confía Jennifer Uribe, del departamento de Impresión de valores de Casa de Moneda a Teletrece. “Son de alta seguridad y se necesitan equipos muy especializados para fabricarlos”, precisa Jennifer Uribe.

Asimismo, los bancos centrales proceden a licitaciones ante agentes privados especializados en la impresión fiduciaria. “Los candidatos que se presentan deben entonces, sobre la base de un pliego de condiciones muy preciso y muy estricto, presentar su candidatura al órgano adjudicador mostrando sus capacidades técnicas y tecnológicas, sus referencias, la consideración de las cuestiones ligadas a la seguridad, las cualidades estéticas y también el precio”, añade el jefe de Oberthur Fiduciaire, Thomas Savare, cuya empresa ha obtenido la acreditación de impresor de Euros.

Encontrar cómo se fabrican en detalle los billetes no es una tarea fácil, la seguridad lo exige. Sin embargo, se pueden encontrar algunas informaciones breves, como en la página de Internet del Banco de la República, el Banco central colombiano que presenta las diferentes etapas de producción de la moneda fiduciaria. La mayoría de veces los billetes se imprimen en planchas de 40 billetes (ocho columnas y cinco filas). Gracias al procedimiento de impresión offset, las dos caras de la hoja son impresas simultáneamente, según informa el Banco central colombiano. Existe también un procedimiento de impresión calcográfica que efectúa una impresión sobre una imagen en alto relieve. La fabricación finaliza con la imprenta de un número de serie (un código alfanumérico) que permite rastrear el proceso de impresión pero también el emisor y el año de producción. El control de calidad se realiza mediante una inspección manual pero también a través de máquinas especializadas.

Si bien estas operaciones no deben ser conocidas por el público en general, el banco central debe poder tener acceso con toda transparencia “al lugar exacto de producción de billetes de banco, a los estándares y a las técnicas utilizadas… Debe también someterse a las exigencias de reporte (por ejemplo, auditorías periódicas de las reservas) y de información sobre los proveedores, las condiciones de almacenamiento, o de destrucción de materiales excedentes”, explica el dirigente de Oberthur Fiduciaire. “Ciertos bancos centrales son evidentemente más exigentes que otros. En Oberthur Fiduciaire, aplicamos sistemáticamente las normas y los estándares más altos”, añade Thomas Savare.

Estos niveles excepcionales de confidencialidad están relacionados con un reto importante: la falsificación. Los fabricantes de billetes se enfrentan a falsificadores cada vez más creativos, que intentan sortear e incluso esquivar los procedimientos antifraude como las imágenes impresas con tinta fosforescente o fluorescente (únicamente observables bajo luz ultravioleta) o los hilos de seguridad 3D. Estos elementos de seguridad permiten, como lo explica en su sitio el Banco Central del Perú, distinguir un billete verdadero de uno falso. El Banco Central del Perú presenta estos elementos para cada billete a fin de ayudar a los ciudadanos en la detección de las falsificaciones. Los fabricantes apuestan entonces por patentes exclusivas, pero también por grafismos de alta precisión para complicar la tarea de los falsificadores y hacer de los billetes un verdadero tesoro nacional.

Fabricar dinero: una misión especial

Los billetes son el fruto de un trabajo artístico de alta finesa, los primeros bocetos se hacen generalmente en acuarela. La mayor parte del tiempo la cara del billete contiene el retrato de una personalidad nacional. Al reverso del billete, por lo general se encuentra un paisaje o una figura alusiva que sirve como símbolo nacional. El objetivo del diseño consiste en captar la identidad del país y encarnar sus valores, lo que requiere un conocimiento estético avanzado pero también una cierta habilidad para asimilar la cultura, el patrimonio (a veces inmaterial) de un país para reproducirlos en el papel moneda. Los billetes deben ser motivo de orgullo para los habitantes del país, puesto que son uno de los símbolos de la cohesión nacional al igual que la bandera o el himno nacional. En resumen, debe ser un procedimiento hecho a medida, como lo precisa Thomas Savare: cada billete es el fruto de una colaboración muy estrecha con cada banco central y de un largo proceso de co-creación.

Los países, por cierto, no dudan en invertir en nuevas denominaciones de billetes e incluso en billetes conmemorativos. El objetivo es el de celebrar la historia del país pero también de dar cuenta de las mutaciones de la sociedad y de dar vida a un nuevo imaginario colectivo, del cual el billete es un soporte. Argentina por ejemplo, escogió abandonar algunas figuras míticas de su historia y rendir homenaje a su flora y fauna. Una decisión política que tiene como objetivo « resaltar la generosidad de la naturaleza hacia la Argentina y, al mismo tiempo, enfatizar la importancia de preservar y promover la biodiversidad. Con la elección de la fauna y de las regiones argentinas, el BCRA procura también un punto de encuentro en el que todos los argentinos puedan sentirse representados en la moneda nacional », explicó el Banco central. Por su lado, el Banco Central de Colombia justifica la introducción de nuevos billetes de 5.000 $ por « las necesidades de la economía colombiana, rinde un homenaje a destacados personajes del país y exalta nuestra biodiversidad, convirtiéndola en la nueva imagen de nuestros billetes ».

Otros países como Brasil o Venezuela han sucumbido del mismo modo a esta tendencia. Así las cosas, no faltan potenciales candidatos para el concurso del mejor billete de banco, organizado por la International Bank Note Society. ¡Los países latinoamericanos tienen con qué ganar!

Secciones
ArgentinaTecnología
2 comentarios en este artículo
  • Jeriko Imanol
    10 septiembre 2018 at 9:15 pm

    ¿Como se hace los billetes en el Peru?

  • Perfecto inocente
    31 octubre 2018 at 8:16 pm

    Que tipo de papel usan ….es de origen vegetal?

  • Deja un comentario

    Otros: