La ropa inteligente

Actualmente las prendas de vestir inteligentes han iniciado con fuerza, sobre todo si hablamos del sector deportivo y la salud, aunque tampoco son tan fáciles de encontrar.  Uno de...
google-glass-98440_640

Actualmente las prendas de vestir inteligentes han iniciado con fuerza, sobre todo si hablamos del sector deportivo y la salud, aunque tampoco son tan fáciles de encontrar. 

Uno de los personajes más emblemáticos de nuestra infancia es sin duda el inspector Gadget, y todos seguro recordaremos su gabardina inflable con la que podía flotar por los aires, pero no sólo eso, también tenía un paraguas que salía del su sobrero o las ventosas con las que podía caminar en cualquier tipo de suelo, entre otros. Es decir que desde los 80 el inspector Gadget ya contaba con ropa inteligente, lo cuál era sólo parte de la ficción durante la revolución tecnológica, todo parecía tan lejano que sólo era posible creer que sería propio de la televisión.

La realidad es que este tipo de tecnología vestible ya está en el mercado, aunque la ropa inteligente, que tiene que ver además con textiles inteligentes y nanotecnología, no se encuentran en cualquier tienda de primark, pues obviamente para producir este tipo de productos a gran escala falta tiempo, sin embargo empresas como Tommy Hilfiger han comenzado a vender estas prendas, por ejemplo la famosa chaqueta receptora de energía solar para cargar el móvil o algún otro dispositivo, pero no es la única, pues Google o Levi’s ya tienen en su stock algunos productos como una chaqueta que tiene botones e incluye sensores para controlar nuestro móvil, de tal forma que se puedan realizar acciones como modificar el volumen, contestar a una llamada o usar aplicaciones como maps de Google.

Como ya he mencionado, la comercialización de estos productos no es tan fácil, ya que al no haber entrado a todos los mercados su producción debe ser limitada, y por lo tanto el precio es excesivo, ademas de que por sí mismos, su producción no es barata, y es que si quieres obtener una chaqueta de Tommi Hilfiger con la que puedas cargar tu móvil tendrás que solicitar creditos rapidos o desembolsar 480€, poco más del 50% del salario mínimo en España, donde es lo que gana aproximadamente el 50% de los trabajadores, además hay que tomar en cuenta que a veces las mujeres ganan menos, y otra parte son contratos a tiempo parcial. De esta manera se puede considerar la ropa inteligente como un lujo, y eso sin tomar en cuenta la duración, pues los materiales que se usan como conductores en este tipo de chaquetas duran sólo 100 lavados.

Existen camisas antiolores, antiarrugas o antimanchas, también son muy caras y generalmente se adquieren sólo por internet, y por otra parte algunas prendas tienen el problema de la duración de batería, como las camisetas que regulan la temperatura con un dispositivo, las cuáles se han pensado para uso militar, de momento.

Al final el precio de las prendas inteligentes bajará de precio, cuando las marcas más grandes comiencen a comercializarlas, recordemos que estas empresas tienen acaparada la mayor parte del mercado textil a nivel mundial y también que tienen influencia en la creación de modas y nuevas tendencias, pero como ha mencionado Eduardo Fuentes, miembro del equipo de análisis del comparador de préstamos rápidos Wannacash.es, es muy posible que en un par de años ya se comencemos a ver la ropa inteligente en los escaparates de las tiendas en el centro comercial, pero es imprescindible que la tecnología evolucione a un grado que permita abaratar costes de producción, mejore la durabilidad y la eficiencia para que sea viable su inclusión en las prendas textiles y producción a gran escala.  

Secciones
EspañaTecnología
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: