Javier Megino: “En Cataluña ahora vemos un bufón a las órdenes de un fugado de la Justicia”

Conversación tranquila de @jmfrancas con Javier Megino: Vicepresidente de ‘Espanya i Catalans’ (@espanyacatalans).   blog: http://www.noentiendonada.es, You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber   JMF: Javier, ¿qué es ‘Espanya i Catalans’? Javier Megino:...
jueves

Conversación tranquila de @jmfrancas con Javier Megino: Vicepresidente de ‘Espanya i Catalans’ (@espanyacatalans).

 

blog: http://www.noentiendonada.es,

You tube: https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber

 

JMF: Javier, ¿qué es ‘Espanya i Catalans’?

Javier Megino: ‘Espanya i Catalans’ es una entidad histórica dentro del asociacionismo cívico, totalmente ajena a vínculos políticos, que pretende dar voz a la ciudadanía que, sin complejos, se siente catalana e incuestionable e indudablemente, por encima de todo, española. Nos congratula ser defensores a ultranza de los derechos y libertades que emanan de la Constitución de 1978 y hacerlo de forma ideológicamente transversal, al integrar a personas de cualquier signo político, siempre y cuando prime en ellos el amor a la nación que nos une, España.

JMF: ¿Qué actividades habéis desarrollado hasta ahora?

Javier Megino: Somos una entidad prolífica en lo relativo a la presencia en calle. Sin entrar en la realización de charlas puntuales, o carpas informativas casi todos los fines de semana,  para dejar constancia de la visualización evidente del constitucionalismo y evitar que se adueñe el separatismo de la calle que es de todos,  se nos conoce fundamentalmente por liderar dos grandes movilizaciones en Barcelona, la que celebra la festividad del día de la Constitución el 6-D y nuestra principal cita del año, la celebración en las calles de Barcelona de la Fiesta Nacional de España y de la Hispanidad el 12-O.

JMF: ¿Este año también?

Javier Megino: Evidentemente, este año queremos movilizar a la sociedad para que participe con nosotros en la celebración. Como siempre con la ya tradicional manifestación a lo largo de Paseo de Gracia y la concentración al mediodía en Plaza de Cataluña. El grado de aguante de nuestra gente está en límites y hemos de brindar la oportunidad de que muestren en la calle su malestar ante toda la sin razón que vivimos, de la mano del independentismo principalmente, pero también por el hartazgo de las cesiones y concesiones que se les brinda, por parte de un gobierno de la nación, al verse totalmente condicionado por el apoyo incomprensible e inmoral de quienes quieren romper España.

JMF: En este año, ¿algo ha cambiado en Cataluña?

Javier Megino: Han cambiado las caras. El criterio y la manivela sigue en el nivel de fanatismo máximo que conocíamos. Ahora vemos un bufón a las órdenes de un fugado de la Justicia, pero el afán rupturista y la febril paranoia está en su cenit. Incluso, con el transcurso del tiempo, ya no pueden contener su imagen real y sale la rabia y violencia que todos sabíamos llevaba implícito el separatismo. La revolución de las sonrisas no se la creen ni ellos y los violentos han tomado cierto control de la situación, bendecidos por quien les anima a que aprieten y sigan en su senda violenta.

JMF: Los violentos son los CDR supongo, ¿te crees que van por libre?

Javier Megino: Todos forman parte de una misma y común estrategia. Cada elemento del guión tiene su rol y acapara su protagonismo. Nada es casual. Hay cosas que uno no puede decir y hacer pero siempre se puede delegar en algún otro participante del circo, repartiendo tiempos y minutos en escena.

JMF: ¿Poli malo y poli peor entonces?

Javier Megino: Entre esa gente no sabría encontrar ninguno medio aprovechable. No se puede esperar nada razonable dentro de un colectivo que ha fundamentado su crecimiento en la mentira y la tergiversación de la realidad. Con el gravamen de usar la inocencia de nuestros jóvenes condicionados,  mentalizados y abducidos por un incuestionable adoctrinamiento escolar. Agravado por la insultante influencia de los medios de comunicación subvencionados (por todos) y serviles (a su causa), que acaban de hacer el trabajo de manipulación.

JMF: ¿Alguien hace de poli bueno?

Javier Megino: Si poli bueno es quien cree que se puede dialogar con golpistas, que es posible sentar en una mesa cuerdos y fanáticos, o que esto se arregla con pactos o más cesiones y/o concesiones, sin valorar ni tener en cuenta la experiencia acumulada en varias décadas, alguno podría encontrar. Pero en el seno del secesionismo me es difícil encontrar poli bueno. Aunque confieso que me ha sorprendido que los que yo pensaba que eran los peores, a la postre parecen más sensatos. He conocido personalmente algunos que han sabido contener su fanatismo y apartarse a tiempo.

JMF: ¿Hará falta otro 155 o ya el 116 o no hará falta nada?

Javier Megino: Sin duda. Como he escrito muchas veces, hay que suspender lo que se debe suspender, cerrar lo que se debe cerrar y que la Justicia haga su trabajo. Las versiones light de las medidas, solo para aparentar o para justificar no valen, como se ha demostrado. Hace falta aplicar la Constitución sin menudeos ni complejos. El mundo entenderá mejor la seriedad de la postura, ante infracciones tan graves como las vividas, frente al acomplejamiento y la respuesta a medias, sin tocar a las grandes causas del mal.

JMF: El independentismo ¿no ha aprendido nada?

Javier Megino: Quizás algunos. Pero el fanatismo sigue latente en unos casos y enfervorizado y violento en otros. Mientras se les siga dando coba y complaciendo el tiempo corre a su favor. Cada curso sin atajar la doctrina en aulas y cada año con TV3 y similares emitiendo, les suma adeptos. El paso del tiempo es su baza.

JMF: Y los no Independentistas, ¿qué habéis aprendido?

Javier Megino: Que una enfermedad grave no se cura con aspirinas infantiles.

JMF: ¿Algún motivo de esperanza?

Javier Megino: Complicado. La sociedad está fraccionada. El pulso se mantiene pese a la evidencia de la perdida económica y social. Da igual que se vayan empresas. Da igual los indicadores, etc. Estamos en una arriesgada línea de difícil pronóstico. La violencia ya ha surgido, no lo pueden contener, y todos deseamos que los radicales dejen de menospreciar nuestras leyes y se les calme la obsesión. Es difícil con tanto odio inoculado y el discurso antiEspaña que muchos han vivido desde la cuna. A estas alturas confiemos en que la rebeldía se pague como merece, la ilegalidad no sea impune y que quien actúe contra la Constitución sepa lo que supone su comportamiento. Mi esperanza la centro en los jueces y su criterio.

JMF: Muchas gracias Javier, que sea un éxito más la manifestación del 12. Un abrazo.

Javier Megino: Saludos.

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Manresa, (Barcelona). Licenciado en Ciencias Biológicas (UB). Ex profesor (UAB), ex editor (Editorial Labor), ex político (Ayto de L'Hospitalet y Parlament de Catalunya) y periodista.
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: