¿Es sabio pedir un préstamo ahora?

Si hay algo que podemos asegurar con total seguridad en estos tiempos, es que vivimos una era de incertidumbre. Aunque la mayoría de los países estén comenzado políticas de...
préstamos personales
dinero

Si hay algo que podemos asegurar con total seguridad en estos tiempos, es que vivimos una era de incertidumbre. Aunque la mayoría de los países estén comenzado políticas de desescalada para poder llegar a una nueva normalidad, nada está asegurado. ¿Habrá un rebrote? ¿Encontraremos pronto una vacuna? ¿Esto será lo normal a partir de ahora?

Y como sabemos, la incertidumbre y las finanzas no son buenas amigas. Cuando no sabemos qué va a suceder de aquí a 1 mes, es normal que la economía tiemble. Desde los empleados que no saben si podrán mantener su puesto de trabajo, a los grandes inversores de Wall Street: nadie está seguro de qué paso tomar, ya que no sabemos qué sucederá en un breve periodo de tiempo.

Y es que es por ello por lo que la bolsa, cuanto más volátil es el valor (o sea, más incierto), mejor se paga. Porque el riesgo es alto. Motivo por el que pedir un préstamo en tiempos de incertidumbres es, cómo no, un movimiento arriesgado.

¿Los bancos están dando créditos?

Puede que hayas escuchado que los bancos actualmente no están dando ningún préstamo. Esta información es rotundamente falsa. Los bancos sí que están dando créditos. No obstante, sí que han endurecido sus requisitos, por lo que conseguir un crédito es más difícil ahora que antes de esta crisis.

Esto es debido a que el gobierno ha aprobado la ley de Moratoria de Préstamos e Hipotecas, por lo que las entidades financieras se ven obligadas a retrasar el pago de los plazos endeudados por los clientes que cumplan los requisitos para pedir dicha moratoria. Esto, por supuesto, es un varapalo para el negocio financiero.

Por ello, es posible que si vas a tu banco tradicional, el mismo te niegue el préstamo que necesites. Pero, si eres buen cliente, puede que no tengas problema.

Pedir un préstamo online

Otra opción es no acudir a la banca tradicional, si no a los diferentes préstamos personales que puedes encontrar en Internet, ya que por su naturaleza global, muchos no han sido afectados por la legislación española. Además, este tipo de productos, al basarse más en microcréditos que en grandes préstamos o hipotecas, no se ven tan afectados incluso si aplican la ley.

Por supuesto, tienes que tener claro qué contratas. Cuando vamos a un banco tradicional, ya conocemos la trayectoria de la entidad. En estos casos, no sucede así, por lo que podemos acabar contratando un préstamo basura, o la primera oferta que se nos ponga delante.

Te recomendamos el uso de comparadores de créditos, así podrás decidirte por uno que cumpla tus expectativas.

¿Debería pedir el préstamo?

Esta pregunta sólo la puedes responder tú, pero es cierto que estos momentos son momentos de cautela. Si no tienes alternativa y sabes que tendrás solvencia, te animamos a hacerlo. Pero antes de tomarlo, asegúrate, ya que puede ser peor el remedio que la enfermedad. Nunca tomes un préstamo sin saber que podrás devolverlo.

Secciones
EconomíaEspaña
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: