EL PATRIOTERISMO

PATRIA Y PATRIOTEROS Por Pedro Taracena Gil La nación española no existe como tal porque lo haya establecido la Constitución Española de 1978. Los conceptos: nación, estado y unidad,...
48031302_2370992346305877_2198925961657843712_n-800x445

PATRIA Y PATRIOTEROS

Por Pedro Taracena Gil

La nación española no existe como tal porque lo haya establecido la Constitución Española de 1978. Los conceptos: nación, estado y unidad, son términos impuestos por el franquismo y sus cómplices que hicieron de la Transición una farsa, lejos de la realidad de España. El concepto Nación española es una mentira encorsetada en un documento legal pero ilegítimo que no refleja los sentimientos de aquellos ciudadanos que no se sienten españoles. De ninguna manera cumple los requisitos que recoge para ese vocablo la Real Academia Española. La mayoría de las fuerzas políticas que se engancharon al carro de la Transición, abrazaron esta falacia incólume. Los políticos, así como sus votantes, hemos constituido lo que ahora se viene denominando como La Casta. No somos pocos aquellos que reconocemos haber mirado hacia otro lado, y ahora deseamos cambios que corrijan estos errores históricos. España como crisol de civilizaciones y avatares diversos, constituye un conglomerado de naciones. Una nación de naciones o un territorio supranacional.

Otro de los conceptos utilizados para determinar a España al margen de las emociones afectivas, es la palabra estado. Es perverso que los padres constituyentes en el PREÁMBULO sitúen a la Nación española como base absoluta del Estado español, a sabiendas que no es verdad, demostrando ignorancia cargada de mala intención. Sin embargo, cuando necesitan una base jurídica y legal en el artículo 1 determinan que: “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho…”

¿Qué dificultad habría para aceptar la realidad? España se constituye en un Estado supranacional, que es lo mismo que reconocer la viabilidad de un estado federal; intento que ya se ensayara en la Constitución de la I República Española.

Y por último el otro término que el franquismo imperante enarbola en la actualidad, es la unidad nacional como auténtico dogma de fe. Los padres constituyentes cometieron otro error de dimisiones históricas cuando escribieron el artículo 2: “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación Española, patria común e indivisible de todos los españoles…” No se pude afirmar con tanta rotundidad lo que sencillamente no es verdad. Aunque acuñaron el término nacionalidad para eludir el término nación, negando la existencia real de otros sentimientos nacionales.

El artículo 8 de la Constitución, más que un precepto tiene todos los tintes de una amenaza militarista: “Las Fuerzas Armadas, tiene como misión garantizar su integridad territorial y el ordenamiento constitucional” ¿Cabe disparate antidemocrático mayor? Hemos llegado a una situación anómala donde la España real se sale de los preceptos franquistas de la Constitución. La Casta en el Congreso de los Diputados añora el consenso de la Transición franquista y cómplice de la dictadura. En este sentido el PSOE, nacionalistas españoles y los nacionalistas periféricos tienen mucha responsabilidad, por haber sido artífices de la impunidad del genocidio.

Con este status nunca se celebrará en España una efeméride donde se acepte que constituimos una sola nación, que nos sentimos orgullosos de una sola patria, que honramos una sola bandera como símbolo de unidad y que muchos menos escuchemos con respeto el himno nacional de la monarquía, cuyo Rey solamente ha sido validado por la Constitución de 1978, que contiene el testamento de la voluntad de un sanguinario dictador. De este estado de cosas, La Casta debe de hacer un examen de conciencia y que el pueblo hable sin tutelas de las añoranzas franquistas, los caciques, los banqueros, los militares y los obispos. El día 12 de octubre, descubrimiento de América, es un encuentro de las naciones hispanas. El Día de la Hispanidad como La Fiesta Nacional es un invento franquista de la Transición, consagrado para siempre por La Casta. Una gran farsa.

 

Secciones
EspañaSociedad

Periodista y amante del relato corto y del ensayo. Como escribía Unamuno: "Mi religión es buscar la verdad en la vida y la vida en la verdad" Condeno con todas mis fuerzas el genocidio franquista desde 1936 a 1975.

Otros:

  • 84590431_494926897850366_7328216605098246144_n

    LOS CRÍMENES LEGALES EN TIEMPOS DE PAZ

    HEMEROTECA 2016 LOS CRÍMENES LEGALES EN TIEMPOS DE PAZ Fecha de creación: 5 de septiembre de 2016 Por Pedro Taracena Gil Como periodista no escribo para agradar al Gobierno,...
  • 88189403_1271625743225370_178411549906436096_o

    CUÉNTAME CÓMO PASÓ…

    CUÉNTAME CÓMO PASÓ Por Pedro Taracena Gil Nunca fue de mi agrado el serial Cuéntame, quizás, porque soy producto de la dictadura y de tradición republicana. El bodrio es...
  • EQliwAEWkAA1BXe

    EXHIBICIONISMO «ENTREVISTA SOBRE UNA PARAFILIA»

      El mundo de la sexualidad es tan amplio que en ocasiones nos podemos perder en él. Este es el caso de uno de los tipos de sexualidad considerada...
  • _MGT7964

    CAGARSE EN DIOS O EN LA VIRGEN NO ES DELITO

    Blasfemia  Del lat. tardío blasphemĭa, y este del gr. βλασφημία blasphēmía ‘palabra injuriosa’. f. Palabra o expresión injuriosas contra alguien o algo sagrado.2. f. Palabra o expresión gravemente injuriosas contra alguien o algo. EL NACIONALCATOLICISMO Aquellos españoles que hemos vivido más de siete décadas, gozando algunos y padeciendo el resto, del anacrónico maridaje Iglesia-Estado y la...