El Gobierno está yendo por detrás

 Conversación tranquila con Beatriz Colomer. Consultora de estrategias de comunicación. Yo: Beatriz, tengo la sensación de que en la cuestión catalana además de una batalla política estamos frente a...
1017

 Conversación tranquila con Beatriz Colomer. Consultora de estrategias de comunicación.

Yo: Beatriz, tengo la sensación de que en la cuestión catalana además de una batalla política estamos frente a una batalla en comunicación, ¿estoy en lo cierto?

Beatriz Colomer: Totalmente de acuerdo. En y toda “batalla”, la comunicación es una parte fundamental, tanto desde el punto de vista de contar el porqué de las decisiones, como desde el punto de vista de ganar aliados (o contrarios) o incluso mantener la fidelidad de tus filas. Desde mi punto de vista la comunicación está muy íntimamente ligada a todo.

Yo: Por ahora, ¿quién gana?

Beatriz Colomer: Creo que en la cuestión catalana en concreto, están (o estamos) perdiendo todos… En las diferentes fases que hemos estado viviendo ha habido momentos donde la propaganda independentista ha tenido un efecto superior al de la comunicación del gobierno, sin embargo creo que está habiendo un cambio, desde el discurso del Rey, se ha cuestionado más el posicionamiento de los independentistas, hemos pasado de que los medios internacionales hayan publicado fotos y noticias denunciando la situación de los independentistas catalanes, sin cuestionamientos, a este momento en el que parece que comienzan a cuestionar su credibilidad. De todos modos, en cuanto a imagen país, perdemos todos…

Yo: Me hablas del discurso del Rey, no de la actuación del gobierno… ¿No va el Gobierno de España siempre por detrás ?

Beatriz Colomer: Efectivamente, el Gobierno está yendo por detrás. Desde mi punto de vista la fuerza del discurso del Rey y su credibilidad internacional, fue el detonante de ese cambio de actitud, tanto de los propios catalanes que no apoyan el independentismo, del resto de ciudadanos españoles, como de los líderes de opinión internacionales…

Yo: Si hacemos caso a la prensa, las imágenes de la policía fueron negativas, la detención de los jordis es  negativa, la aplicación del 155 es negativa, ¿cómo se positiviza esto?

Beatriz Colomer: La cuestión debería haber sido, cómo se deberían haber minimizado esos efectos. No nos hemos despertado una mañana y nos hemos encontrado esta situación, este proceso ha sido muy predecible desde hace años. En un proceso como este, se debe establecer una estrategia de comunicación a largo plazo, la comunicación no va de ruedas de prensa o notas de prensa para explicar los hechos o sobre reaccionar día a día intentando modular los mensajes en función de lo que se vea en la prensa o lo que digan las encuestas diarias, esto son instrumentos que te ayudan (o perjudican). En un caso así la comunicación debería basarse en un plan muy riguroso y continuado que tenga como objetivo fundamental: mantener la credibilidad del Gobierno en todo momento y asegurar la estabilidad institucional. En una situación de crisis, es muy importante la gestión de los acontecimientos en cuestión, pero tanto o más es el haber elaborado un plan anterior que día a día trabaje la reputación. Esto no se positiviza de un día para otro, sino con un plan muy definido…                        

Yo: ¿Me dices que el Gobierno improvisa? yo pensé que ni siquiera eso, sino que desprecia la comunicación sin más.

Beatriz Colomer: No sé si improvisa, pero es lo que parece, así lo estamos percibiendo como ciudadanos, no tenemos clara su posición. Cuando te refieres a que desprecian la comunicación, no sé si desprecian la comunicación o más bien a los medios de comunicación/periodistas, puede ser que como otros muchos gestores, piensen que los medios de comunicación son más un problema para su gestión que un público al que gestionar, es algo que los profesionales de la comunicación vemos en algunas ocasiones y es una traba importantísima para nuestro trabajo y resultados. Puede que este sea uno de los  motivos…

Yo: Es curiosos que todo un gobierno no se haya enterado de que hay especialistas en crisis y parece fiar todo a jefes de prensa. ¿En España las empresas tienen expertos en estrategia de comunicación?

Beatriz Colomer: En España aún hay casos donde se aprecia una cierta inmadurez en este campo. Hay muchas grandes empresas que efectivamente lo tienen claro y confían su comunicación a estrategas de comunicación, pero aún hay una parte importante de ellas que creen  que la comunicación se centra  solo en la relación con los medios de comunicación y esto último es solo una parte de ello. La comunicación de una compañía es una labor a largo plazo que tiene el claro objetivo de labrar una buena reputación, de la mano siempre de  a una buena gestión.

Yo: Parece evidente que la cuestión catalana entra de lleno en lo que sería comunicación de crisis, ¿que debería hacer el Gobierno?

Beatriz Colomer: Lo primero que me gustaría señalar es que la situación no es fácil. A nadie le gusta verse arrastrado por las críticas y eso genera mucho nerviosismo y quizá decisiones u opiniones precipitadas. Dar opiniones desde fuera siempre es más sencillo y a veces no son justas porque no tenemos todas las claves. A mí personalmente lo que más me ha sorprendido ha sido la percepción del problema fuera de España, parece que no se ha trabajado en profundidad el potencial de las embajadas u otros activos para transmitir a los diferentes públicos (Gobiernos, medios de comunicación extranjeros, etc) la situación real de Cataluña. Esta crisis no es solo local, es un problema que atañe a Europa, en cuanto a las reglas del juego democrático y eso aunque creo que ahora se está empezando a percibir, ha podido debilitar la imagen de España y del gobierno en el exterior. En cuanto a la situación interna, hay mucho ruido alrededor lo que puede indicar una falta de control de la situación en términos de comunicación. Hay una actuación más reactiva que proactiva de los mensajes, lo que hace que se perciba que no tienen sus mensajes bajo control. Debería el gobierno marcar la agenda de contenidos, no a la inversa.

Yo: ¿Has visto el video Help Catalonia? Muchos opinan que es un video manipulador, ¿tiene coste manipular en comunicación o compensa?

Beatriz Colomer: Manipular en comunicación siempre tiene coste. Antes o después. Sin embargo a corto plazo puede ser muy efectista y hacer daño. De ahí que una buena estrategia de comunicación minimice sus efectos. Hay muchos casos en la historia de manipulaciones que han derivado en situaciones muy dramáticas para muchos ciudadanos y eso no lo debemos olvidar. Hay un gran riesgo de generar mucha inestabilidad y sufrimiento utilizando mensajes manipulados, por eso hay que combatirlos de forma rápida, muy didáctica e inequívoca . Ante la manipulación, todos los actores democráticos tenemos una responsabilidad, no solo los gobiernos, sino también los medios de comunicación, expertos en comunicación, periodistas, asociaciones, empresas, ciudadanos de a pie, etc.  Es una obligación moral de todos, independiente de las ideas que cada uno defienda.

Yo: Gracias Beatriz, noto que para ti la deontología es importante, aunque no tanto para muchos de ellos.

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Manresa, (Barcelona). Licenciado en Ciencias Biológicas (UB). Ex profesor (UAB), ex editor (Editorial Labor), ex político (Ayto de L'Hospitalet y Parlament de Catalunya) y periodista.
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Otros: