El auténtico Rodrigo Rato

Es de sobra conocido quien es Rodrigo Rato Figaredo, ex-ministro de Economía y Hacienda, ex-vicepresidente del Gobierno español, ex-director gerente del Fondo Monetario Internacional y ex-presidente de Bankia entre...
rrato

Es de sobra conocido quien es Rodrigo Rato Figaredo, ex-ministro de Economía y Hacienda, ex-vicepresidente del Gobierno español, ex-director gerente del Fondo Monetario Internacional y ex-presidente de Bankia entre otros. Constantemente se habla en los medios de comunicación de sus asuntos judiciales de forma juzgadora donde la imparcialidad y la presunción de inocencia brillan por su ausencia, sin embargo otros pensamos que esas cuestiones han de ser dirimidas por los tribunales y ni los periodistas, ni los políticos, ni el resto de ciudadanos debemos ni podemos hacerlo.

De lo que no se habla en los medios de comunicación y por ello es posible que un importante número de personas lo desconozca es de lo siguiente:

Cuando era Ministro de Hacienda, Rodrigo Rato realizó rebajas de impuestos generalizadas cumpliendo así con el compromiso electoral, concretamente en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), en dos reformas llevadas a cabo en 1997 y en 2003 respectivamente. Redujo el tipo máximo del 56% al 40% lo que supuso un ahorro de más de medio billón de pesetas para el contribuyente. Dicha reforma agilizó la lucha contra el fraude y permitió que 1.700.000 españoles no tuvieran que pagar el impuesto; la rebaja benefició más notoriamente a las familias con menos recursos. La necesidad de endeudamiento del Estado se redujo un 64,2% en el primer año de Rato al frente del Ministerio.

Rodrigo Rato fue artífice del conocido como “milagro económico”; durante su gestión como Ministro de Economía se crearon más de 5 millones de empleos en España, (más que Alemania, Francia e Inglaterra juntas) pasando de 12.626.700 personas ocupadas en 1996 a 17.865.800 en 2004, lo que hizo que importantes personalidades le calificaran como el mejor ministro de la democracia española y sonara con fuerza para ser el sucesor de José María Aznar al frente del Partido Popular y eventualmente convertirse en Presidente del Gobierno. Además se redujo el paro del 20,04% al 11,50% y el déficit público del 5,5% al 0,3%. A partir de 1996 con el cambio diseñado por Rato, la economía española disfrutó de un periodo de bonanza económica que duró más de diez años, con tasas de crecimiento siempre superiores a las de la media europea

Al término de la primera etapa de Rodrigo Rato en el Gobierno, la economía española había alcanzado una tasa de crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 4,1 %, la segunda más alta de la Unión Europea. En su segunda legislatura, la tragedia del 11 de septiembre provocó un importante daño en la economía y mientras la recesión llegaba a Estados Unidos y la desaceleración a Europa, Rato mantenía a España creciendo en torno al 2 %.

Es innegable que se realizó un importante saneamiento de las cuentas públicas así como una trascendental recuperación económica. Rato recibió una economía ruinosa a la que convirtió en tiempo récord, a contrarreloj, en una potente y sólida, de las más fuertes de la U.E. ¿Hemos olvidado esto los españoles?

Durante la gestión de Rodrigo Rato, España alcanzó sobradamente y contra todo pronóstico las condiciones de Maastricht para la incorporación a la Eurozona y en consecuencia participar en el Eurosistema (Tasa de inflación, Finanzas Gubernamentales; Déficit presupuestario y Deuda Pública, Tipo de Cambio, y Tipo de Interés a largo plazo). Rato fue uno de los principales actores en la entrada de España en el Euro el 1 de enero de 2002 con los beneficios que ello conllevó para la economía española.

El FMI presidido por Rodrigo Rato realizó en 2005 una quita de deuda por valor de 2.790 millones a 19 países pobres de los que la mayoría eran africanos y llegó a un acuerdo con el Banco Mundial para condonar 55.000 millones de dólares (46.597 millones de euros) de deuda a los 38 países más pobres. El ex-ministro llegó al FMI elegido por los veinticuatro miembros del consejo ejecutivo.

La Federación de Ateneos de España le otorgó en 2011 el Premio Tolerancia con el objetivo de “valorar el modélico proceso de integración llevado a cabo en Bankia, liderado por Rodrigo Rato, y que le ha convertido en una de las principales referencias financieras de España”

En 2012 el Presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri exculpó a Rodrigo Rato de la responsabilidad en la caída de la entidad financiera. Cifras; 15.400 millones de agujero en créditos y ladrillo y 1.900 millones más por la puesta en valor real de la cartera industrial

Rato fue exculpado por los abogados de Bankia de haber creado las tarjetas opacas de Caja Madrid; el bufete Herbert Smith Freehills elaboró un informe en el que se exculpaba al ex-ministro el cual se limitó a continuar con un sistema que estaba establecido desde antes de su llegada. Cabe resaltar que Rodrigo Rato devolvió el dinero gastado.

La detención de Rodrigo Rato en 2015 fue criticada fuertemente pues hubo quien pensó que se trataba de un espectáculo mediático evitable:

En Libertad Digital-“Los agujeros negros en la detención de Rodrigo Rato”: http://www.libertaddigital.com/espana/2015-04-17/incognitas-sobre-la-detencion-de-rato-1276545835/

En Voz Populi-“Agencia Tributaria: ¿lo de Rodrigo Rato fue una detención o un vulgar secuestro?” http://vozpopuli.com/buscon/61290-agencia-tributaria-lo-de-rodrigo-rato-fue-una-detencion-o-un-vulgar-secuestro

En El Mundo-“Qué gran espectáculo mediático el de Rodrigo Rato”: http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/la-libertad-mas-fragil/2015/04/20/que-gran-espectaculo-mediatico-el-de.html

Luis María Anson: “La crueldad de la vida política se ha puesto de manifiesto, una vez más, en el trato dispensado a Rodrigo Rato” http://www.elimparcial.es/noticia.asp?ref=150145

A fecha de hoy, se puede afirmar con absoluta rotundidad, sea o no impopular, que la gestión de Rodrigo Rato en el Gobierno fue altamente exitosa y dio a España grandes años de bonanza económica y crecimiento como nunca antes, no es ninguna opinión personal de nadie, son datos reales que no pueden ser olvidados pese a la memoria selectiva que parecen tener no pocas personas.

Los tribunales determinarán la inocencia o culpabilidad del histórico político pero da la impresión de que muchos periodistas y ciudadanos se han otorgado el derecho de hacerlo. “No juzguéis para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá…”

Cuando el ex-ministro acude a sitios públicos suele ser fotografiado y/o increpado siendo objeto de un acoso voraz contra una persona sobre la que por el momento no pesa condena judicial alguna, sólo la condena y linchamiento público, la conocida como ‘pena del telediario’, lo cual a mi modo de ver no es justo.

Secciones
EspañaPolítica
Sin comentarios

Deja un comentario

Otros: