Amando de Miguel: “Sería todo un acontecimiento el que por fin los españoles pudiéramos disfrutar de una democracia verdadera”

Conversación tranquila de @jmfrancas con Amando de Miguel. Catedrático emérito de Sociología, escritor. Josep Maria Francàs Porti blog: http://www.noentiendonada.es You Tube https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber    Yo: Se habla de actualizar la Constitución,...
amando

Conversación tranquila de @jmfrancas con Amando de Miguel. Catedrático emérito de Sociología, escritor.

Josep Maria Francàs Porti blog: http://www.noentiendonada.es

You Tube https://www.youtube.com/channel/UCUGcEzxyMJwuOCBNnjwPDxg?view_as=subscriber 

 

Yo: Se habla de actualizar la Constitución, ¿hace falta hacerlo?

Amando de Miguel: No estaría mal que empezáramos por cumplir la Constitución. Pero, en fin, ya no es tiempo de volver atrás. Claro que hay que reformar el texto del 78 (operación laboriosa) o redactar un nuevo texto. Ha llegado el momento de hacerlo.

Yo: ¿Ves a nuestros políticos con capacidad de ponerse de acuerdo en modificaciones que mejoren nuestra Carta Magna?

Amando de Miguel: Difícil. La redacción del nuevo texto no debería ser una tarea de los actuales partidos políticos, pues nunca reconocerían sus errores. Precisamente, un grave incumplimiento de la Constitución del 78 es que se instauran partidos que no representan a todos los españoles, sino a una parte de ellos. Aunque el fallo fundamental del sistema del 78 ha sido el llamado Estado de las autonomías. Aunque solo fuera por el coste, las 17 autonomías (palabra imprecisa, pues no pueden ser realmente autónomas) han supuesto un inmenso despilfarro. Es curioso que los políticos actuales no reconozcan ese fallo; es más, suelen convenir en que se necesita más autogobierno para las regiones. Se habla incluso de la locura de una especie de “concierto”, como el vasco y navarro, para todas las regiones. Eso sería un disparate. Total, que el cambio necesario es muy difícil si esperamos que lo lleven a cabo los políticos actuales o sus respectivos partidos.

Yo: En un articulo recientemente publicado por ti,  abogas para que la propuesta la hagan más bien ciudadanos, ¿Es viable?

Amando de Miguel: Reconozco que no es muy viable. Mi propuesta la hago con cierta ironía. Pero la idea en serio es que, si el sistema de partidos que tenemos es notablemente oligárquico y con partidos que son más bien grupos de presión, habrá que recurrir a algún otro medio para ponerse a redactar un nuevo texto constitucional. Por ejemplo, es necesario que no haya una sobrerrepresentación de abogados o de profesores. Una comisión de personas corrientes podría trabajar mejor; siempre se podría asesorar de expertos en Derecho Público. La Constitución ideal cabe en un par de folios, no necesita recurrir a demasiados tecnicismos. Desde luego, debe contener un procedimiento de fácil enmienda, algo de lo que carece el texto vigente. Pero sobre todo el nuevo texto debe alejarse del complejo, que significó en 1978, de pretender agradar a los nacionalismos. Los cuales ya vemos donde terminan: en secesionismos. Resulta incongruente que pueda ser legal un partido político que promueva la secesión de un territorio. Repito que la esencia democrática es que los partidos intenten representar a todos los españoles, naturalmente, cada uno con su ideología. De lo contrario, operan realmente como grupos de presión.

Otra prueba del fracaso del Estado de las autonomías es que la corrupción ha ido invadiendo la estructura de casi todos los partidos que han tocado poder ejecutivo, especialmente en la Administración regional y municipal. La razón es que, en las regiones y en los municipios no operan bien los grandes cuerpos de funcionarios.

Yo: Tengo que reconocer que,, viendo el panorama político y sus declaraciones, pienso que casi es mejor que no toquen nada. Además no creo posible un acuerdo entre los cuatro partidos que no sea un desastre.

Amando de Miguel: Si no se toca nada, el texto actual será cada día más un papel mojado. Es decir, ni siquiera se cumple. Y cuando se cumple, como en el caso del cupo vasco y navarro, el privilegio resulta insoportable. En el fondo hay una cuestión más grave. Al menos en 1978 había un personal político culto, preparado y dedicado. Ahora no tenemos nada de eso. Ya lo siento. Aunque todos abogados, los miembros de la Comisión Constitucional de 1978 eran personas muy preparadas. No veo ahora su equivalente en ningún partido.

Yo: Por eso mismo, el nivel es muy bajo y probablemente irán a un texto tan consensuado que no resuelva ningún problema ni cierre nada.

Amando de Miguel: El famoso “consenso” es otra de las estupideces heredadas. Tuvo su función para salir del franquismo, que era una especie de losa histórica. Más que consensuar, lo que ahora se impone es levantar una democracia como Dios manda. El personal político que tenemos ahora no lo hará. Les mueve más el seguir disfrutando de su posición oligárquica. Seguirán hablando de “consenso”, pero será más bien chalaneo para seguir mandando los mismos. Lo que realmente les interesa es seguir mandando y, cuando se tercie, robando. Nunca en toda la Historia ha habido una clase política tan corrupta como la actual. Que conste que los casos judiciales de corrupción que hemos visto son solo la punta del iceberg. Vamos que se impone una verdadera revolución, aunque sin sangre. Sería todo un acontecimiento el que, por fin, los españoles pudiéramos disfrutar de una democracia verdadera.

Yo: En otro orden de cosas. ¿Cómo se cura un país del virus del nacionalismo?

Amando de Miguel: Leyendo. El nacionalismo no es más quena forma primitiva y analfabeta de aposentarse en la cosa pública. Al menos, en el nacionalismos histórico (Cambó, por ejemplo) había un poso de cultura y de grandeza. El equivalente actual es solo mediocridad.

Yo: Y, ¿cómo se cura? con el 155 y unas elecciones inmediatas lo dudo ¿no?

Amando de Miguel: El truco del 155 ha sido un fracaso. Unas elecciones regionales convocadas por el Gobierno de España son una incongruencia. Más todavía si las pueden ganar partidos que intentan cambiar por las buenas la forma de Estado. La incongruencia no puede ser mayor. La artimaña del 155 ha sido una maniobra inteligente para que Rajoy y su partido se perpetúen en el poder. Aunque, también es cierto que en Cataluña pueden desparecer.

Yo: Viendo el nivel de nuestros políticos, Rajoy, Sánchez y no digamos Iglesias, y su incapacidad para resolver problemas reales de los ciudadanos en vez de complicarnos la vida y cosernos a impuestos, me pregunto y te pregunto ¿qué hemos hecho, o dejado de hacer, para merecer esto?

Amando de Miguel: Los españoles no nos merecemos la incompetencia general de nuestra clase política. Lo de freírnos a impuestos es en lo que verdaderamente están de acuerdo todos los que mandan. Es lógico, con un gasto público elevado y creciente, los que mandan en el Estado o en las regiones disponen del medio ideal para hacer continuos favores a sus parientes, amigos y conmilitones. Esa es nuestra verdadera constitución no escrita.

Yo: Gracias Amando, un abrazo, y a seguir tu, y algo yo, predicando en el desierto.

Amando de Miguel: Gracias, Josep Maria, ha sido un placer “enraonar” contigo a través de este extraño medio. Hasta más ver o parlar. Tuyo, Amando.

Secciones
EspañaPolítica

Nacido en Manresa, (Barcelona). Licenciado en Ciencias Biológicas (UB). Ex profesor (UAB), ex editor (Editorial Labor), ex político (Ayto de L'Hospitalet y Parlament de Catalunya) y periodista.
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

Otros: